Ras Al-Khaimah. Un resort en Emiratos Arabes Unidos que usará la marca del Real Madrid sigue analizando sus opciones de financiación para la construcción del complejo de US$1.000 millones de, dijo el jueves el consejero delegado del proyecto.

El complejo turístico de 50 hectáreas, que tiene que construirse en una isla artificial en el emirato de Ras al-Khaimah, abriría en enero de 2015. Seguirá a otros proyectos audaces en Dubái y Abu Dabi, como la torre más alta del mundo, un parque temático de la marca Ferrari y unas islas artificiales con forma de palmera.

"El único problema que podemos encontrar es seleccionar inversores, no es tanto si tenemos el dinero para hacerlo, sino quién participará, porque ya hay muchas personas que quieren comprar la mayor parte del mismo", dijo Louis-Armand de Rouge, consejero delegado del Real Madrid Resort Island, en una rueda de prensa.

La empresa con sede en Luxemburgo buscará captar nuevos inversores en abril. "La idea es tener unos seis meses de estudio desde ahora hasta final de año y luego construir durante dos años", señaló Rouge.

El nivel de confianza es alto pese al fracaso de una serie de proyectos en Emiratos poco antes de la crisis financiera, como un plan urbanístico y un campo de golf con el nombre de Tiger Woods.

Entre los posibles inversores del resort hay "particulares, instituciones privadas y algunas instituciones financieras", dijo Rouge, quien declinó revelar cuánto invertiría el Madrid.

El complejo contará con un hotel de 450 habitaciones, un puerto deportivo, un club de yates y un museo del Real Madrid, además de un parque de atracciones y un estadio con capacidad para 10.000 personas.

"No hay modo en que esto ponga en peligro la seguridad financiera del Real Madrid", dijo Rouge.

El Madrid afirma tener 300 millones de seguidores en todo el mundo, un 4 por ciento de la población mundial. Un 60 por ciento de estos viven en Asia, un punto que Rouge consideró crucial a la hora de decidir construir el complejo en EAU.