San Francisco. Luego de criticar a la plataforma Flash, el presidente ejecutivo de Apple, Steve Jobs, arremetió contra el codec Theora, un formato para descomprimir los datos de vídeo empleado por los navegadores Firefox y Opera. La respuesta no tardó en llegar.

Todo comenzó luego que Jobs ha cuestionado la legalidad de Theora en respuesta a una carta que el activista de la Free Software Foundation, Hugo Roy, ha publicado en su blog. El CEO de Apple alertó de posibles demandas en contra del mismo. "Todos los codecs de vídeo están protegidos por patentes. Se está formando un consorcio de patentes que irá tras Theora y otros 'codecs abiertos'", escribió Jobs.

Dicho esto, el creador de la plataforma, Gregory Maxwell, salió al paso de estos dichos. Aseguró que nadie le ha contactado para consultar acerca de este conjunto de patentes y estima que difícilmente se podría estar gestando una especie de asociación que busque concretar alguna demanda. Incluso, precisa que en toda esta polémica “debe de haber un malentendido”, publica el blog de tecnología Fayerwayer.

Esta batalla se da en el contexto de la adopción del lenguaje HTML5 que permite insertar vídeo y audio de forma nativa en el navegador sin necesidad de Flash, Silverlight o JavaFX.