Madrid. El banco español Santander destacó el jueves un cambio de tendencia en su negocio local, en la presentación de resultados del primer trimestre, los que mostraron una baja de su ganancia del 5% a 2.108 millones de euros.

"Los ingresos crecen a buen ritmo en el conjunto del grupo y en España rompen la tendencia bajista de los últimos trimestres. Estoy convencido de que este cambio continuará en los próximos meses," dijo el presidente de Banco Santander, Emilio Botín en un comunicado de la entidad.

Si bien analistas estuvieron de acuerdo en que las cosas para Santander se ven mejor en su mercado local, creen que pasará un tiempo antes de que España salga del túnel.

La ganancia de Santander en España, que supuso a marzo en torno a un 13% del resultado del grupo y menos que el aporte de Brasil o Reino Unido, cayó en el primer trimestre un 31% 274 millones de euros, en comparación con el mismo período del 2010.

El resultado total del grupo a marzo se situó por debajo de las estimaciones de los analistas, que esperaban en promedio un beneficio neto de 2.187,2 millones de euros.

En la comparación con el cuarto trimestre, la ganancia del primer trimestre aumentó un 54%.

En el conjunto del grupo los ingresos crecieron un 5,8%. En España cayeron en términos interanuales un 8,9%, pero registraron un aumento en torno al 7% respecto del cuarto trimestre.

Las acciones de Santander subían un 1,3%, en línea con el sector bancario europeo.

"Se trata de resultados sólidos y creo que este trimestre será el peor en términos comparativos porque después de la debilidad de 2010, los ingresos deberían ser más estables," dijo Arturo de Frías, analista de Evolution Securities.

Crecimiento en Brasil. El consejero delegado de Santander, Alfredo Sáenz, dijo en una rueda de prensa que la recuperación de la tendencia no era fruto tanto de un incremento de la actividad económica en España, sino consecuencia de un menor costo en la captación del pasivo y de un alza de las tasas de interés.

A pesar de reconocer la debilidad de la economía en España, Sáenz descartó que España corra riesgo de ser rescatada en el actual escenario de incertidumbre sobre el estado de salud de los países periféricos de la eurozona.

"España está haciendo las cosas bien y lo normal es que no lo necesite. El escenario de rescate de España no es un escenario realista," agregó.

A nivel de grupo, el margen de intereses subió a marzo un 5,5% a 7.514 millones de euros, frente a previsiones que apuntaban a 7.423 millones de euros.

La ganancia en Brasil, responsable del 25% del resultado, aumentó un 22,5% a 732 millones de euros.

Sáenz manifestó que no creía que hubiera una burbuja crediticia en Brasil, cuando se le preguntó por la posibilidad de una excesiva expansión de los préstamos en ese país, donde los del Santander crecieron un 18% a marzo.

El banco cerró marzo con una morosidad del grupo del 3,61%, frente al 3,55% de 2010.

Sáenz dijo que el banco esperaba alcanzar el pico de mora en el tercer trimestre de 2011 y que en todo caso no superaría el 5%.