Bruselas. Anheuser-Busch InBev, la cervecera más grande del mundo, sufrió una caída en los volúmenes en Estados Unidos, su mercado más grande, lo que contrarrestó el impulso provocado por las ventas de cervezas premium en Europa y América Latina durante el Mundial de fútbol.

Las acciones de la firma que fabrica las cervezas Budweiser, Stella Artois y Corona caían un 4,7$ este jueves a las 1126 GMT, arrastrando el índice bursátil europeo FTSEurofirst.

La compañía con sede en Bélgica reportó una ganancia estructural más alta de lo esperado pero unas utilidades por acción menores a las estimadas, afectadas por el desempeño de sus operaciones en Estados Unidos, donde las ventas a mayoristas disminuyeron un 5,1%.

AB InBev dijo que sus ingresos y ganancia estructural aumentarían fuertemente en 2018, y que su crecimiento se acelerará en el resto del año. También aseguró que su objetivo era aumentar los ingresos por hectolitro en más de la tasa de inflación, esencialmente mediante una estrategia que busca persuadir a los clientes de que consuman cervezas más caras.

En su segundo mercado más grande, Brasil, el impacto positivo del Mundial fue casi aniquilado por una huelga de camioneros que se produjo en mayo, pero unos aumentos de los precios aseguraron ganancias saludables.    

Los ingresos de las cervezas lager Premium, de mayor margen, aumentaron en muchos mercados a más del doble de la tasa de crecimiento de la empresa en su conjunto. Parte de la mejora se debió al patrocinio de AB InBev en la Copa del Mundo, que involucró principalmente a Budweiser.

Aparte de Estados Unidos, las ganancias crecieron en todos sus principales mercados, incluso en Sudáfrica, donde reportó una caída en los volúmenes.

En su segundo mercado más grande, Brasil, el impacto positivo del Mundial fue casi aniquilado por una huelga de camioneros que se produjo en mayo, pero unos aumentos de los precios aseguraron ganancias saludables.    

El jefe de Finanzas de la empresa, Felipe Dutra, dijo que la Copa del Mundo aumentará los volúmenes anuales de la compañía entre 0,35 y 0,40 puntos porcentuales, ya que aumentó el consumo de cerveza durante los días invernales de semana en Brasil y Argentina.    

La ganancia estructural del segundo trimestre o EBTIDA aumentó un 7% en términos comparables a US$5.570 millones, por encima del pronóstico promedio en un sondeo de Reuters de US$5.490 millones.    

En tanto, las ganancias por acción aumentaron un 15,8% a US$1,10, por debajo del promedio de las expectativas de US$1,15.