Bruselas.- ArcelorMittal, la siderúrgica más grande del mundo, dijo que sus previsiones para 2018 habían mejorado después de que un fuerte repunte de los precios del acero y un aumento en los envíos de mineral de hierro le ayudaran a obtener unos resultados en el primer trimestre mejores a los esperados.

El grupo no dio un pronóstico específico para sus propias previsiones, pero repitió que veía que el consumo mundial de acero, que tiene en cuenta los cambios en los inventarios, crecería entre un 1,5 y un 2,5% en 2018.

La demanda parecía fuerte, especialmente en Estados Unidos, Europa y Brasil, y la diferencia entre el precio del acero y sus materias primas era saludable, dijo ArcelorMittal.

El beneficio operativo bruto del primer trimestre (EBITDA), la cifra más observada por los analistas, aumentó un 13 por ciento interanual a US$2.510 millones, por encima del promedio de US$2.330 millones de un sondeo de Reuters entre 10 analistas.

Las acciones de ArcelorMittal llegaron a subir un 3,8% en bolsa tras la publicación de sus cuentas, entre los principales avances del índice STOXX, y el mejor en el índice de materias primas.

ArcelorMittal dijo que su precio promedio de venta de acero fue un 18,2% más alto que en el primer trimestre de 2017, y que los pedidos subieron un 1,4%.