El grupo BBVA controlado por capitales españoles, mostró resultados positivos en los primeros nueve meses del año.

En este sentido, el margen bruto creció un 3,8% alcanzando los €15.964 millones (US$22.200 millones), donde el 47% proviene de economías emergentes.

Respecto de la gestión de riesgo, la morosiddad en el grupo bajó a 4,1%, frente al 4,3% de 2009, mientras que la cobertura aumentó hasta el 62%. Las pérdidas por deterioro de activos financieros ascendieron a septiembre a €3.606 millones (US$5.000 millones) es decir 2,2% menos.

En rentabilidad, BBVA se mantiene a la cabeza de las entidades que forman su grupo de referencia. La rentabilidad sobre recursos propios (ROE) es del 17,2% y la rentabilidad sobre activos totales (ROA), del 0,95%.

En cuanto al capital, la fortaleza de los resultados le permitieron al grupo generar de forma orgánica  10 puntos básicos de core capital en el tercer trimestre, con lo que el ratio se elevó al 8,2%.

Las áreas de negocio del honding, contribuyeron de forma significativa: España y Portugal (€1.687 millones), México (€1.254 millones), América del Sur (€699 millones), EE.UU. (€220 millones) y WB&AM (€730 millones)

En general a septiembre de 2010, BBVA obtuvo un beneficio atribuido de  €3.668 millones (-12,2%), ganando cuota de mercado en todas sus franquicias, en un entorno macroeconómico y financiero que continúa siendo muy complejo.