Sao Paulo. La brasileña JBS, el mayor productor mundial de carne, incumplió este miércoles las estimaciones de ganancias en su cuarto trimestre, debido a que un débil mercado avícola en Estados Unidos borró los avances de los crecientes precios del vacuno y el cerdo en la mayor economía mundial.

JBS reportó una ganancia de 25,6 millones de reales (US$14 millones), en comparación a la pérdida de 67,5 millones de reales (US$37,08 millones) que registró el año previo, por debajo de las proyecciones de un sondeo de Reuters a cuatro analistas que apuntaban a una ganancia de 167 millones de reales (US$91,7 millones).

Los ingresos aumentaron un 18% en el cuarto trimestre a 16.900 millones de reales (US$9.283 millones) debido a que los precios del vacuno y el cerdo en Estados Unidos subieron más de un 20 por ciento el año pasado.

El principal ejecutivo de la firma en Estados Unidos ha dicho que espera que los precios de la carne bovina sigan subiendo este año debido a que el ganado registraría su menor tamaño en más de cincuenta años.

Pero las ganancias de JBS fueron golpeadas por las pérdidas del procesador estadounidense de pollo Pilgrim's Pride, que fue presionado por los crecientes costos de los granos y el exceso de suministro en el mercado avícola norteamericano.

JBS aumentó su propiedad en Pilgrim's Pride a un 75% este mes, en una muestra de confianza en que el procesador avícola podrá aumentar los márgenes de la compañía.