Buenos Aires. La expulsión de la comercializadora de materias primas Bunge del registro de Registro de Operadores de Granos de Argentina no afectará a las exportaciones de la firma, dijo este martes una alta fuente de la compañía a la agencia Reuters.

"Nuestras exportaciones están garantizadas", dijo la fuente que prefirió mantener su identidad bajo anonimato.

La resolución de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que afectó a la cerealera se dio a conocer esta semana a través de la publicación en el Boletín Oficial.

Con la expulsión del registro, Bunge pierde beneficios fiscales y ve restringidos los permisos para transportar mercadería en el país, por lo que la firma está realizando sus compras con entrega a los puertos incluida.

La sanción se aplicó a partir de una investigación del fisco que determinó que Bunge efectuó compras a proveedores de grano apócrifos, utilizando un crédito fiscal ficticio que era pedido en concepto de recuperos de exportaciones, consignó el medio digital  iProfesional

La empresa había sido suspendida en marzo, junto con otras cerealeras como Louis Dreyfus y Oleaginosa Moreno.