Tegucigalpa, Honduras. Los empresarios del norte de Honduras condicionan a que el país regrese a Petrocaribe siempre y cuando el dinero que se obtenga para obras sociales sea asesorado por Venezuela.

El canciller Arturo Corrales dio a conocer que a partir de febrero, Honduras regresará a Petrocaribe, pero apuntó a que es lógico pensar que Venezuela pretenda que el dinero del fideicomiso que se derive de Petrocaribe sea depositado en la banca venezolana.

En 2008, cuando Honduras era parte de esta iniciativa, el país recibió más de US$180 millones; sin embargo, aún no hay claridad sobre el uso que se le dio a esos fondos. En esa ocasión era el Banco Central de Honduras el administrador del dinero.

El empresario Roberto Leiva señaló que “el fideicomiso en vez de estar en los bancos americanos u hondureños va a estar en bancos venezolanos, y ellos tendrán más control sobre el tipo de proyectos que se necesite financiar. Por ello podemos creer que entonces no serán usados para gasto corriente, sino que para proyectos sociales y esto es positivo”, apuntó Leiva.

Fernando Jaar, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, coincidió en que apoyarán la iniciativa siempre y cuando no lleve ataduras políticas que fueron las que hicieron daño al país en 2008.

“En esta ocasión no queremos ataduras políticas. Queremos transparencia, porque al final somos nosotros como país quienes vamos a decidir en qué se van a utilizar esos fondos”, apuntó el empresario.

También el empresario y analista económico Jorge Interiano no descartó que si Venezuela maneja el fideicomiso, el país tendrá que cumplir trámites engorrosos, pero estos resultarían menos nocivos que el desvío que pueda dársele a los fondos.

“En cada país el dinero lo manejan sus bancos. Sería mejor que el Banco Central lo maneje, pero debido a las experiencias, en el caso de Honduras los manejaría Venezuela. Habría una mayor burocracia para lograr los desembolsos, pero es mejor para el pueblo garantizar la transparencia”, dijo el analista.

En 2010 la administración de Porfirio Lobo Sosa encontró un saldo de $59 millones de Petrocaribe, los que fueron gastados en “diversos proyectos”, según las autoridades.

Presión. Los hombres de negocios además solicitaron al pueblo estar vigilantes y presionar a fin de que los recursos lleguen a su destino. “Va a ser vital nuestra participación y de la opinión pública para que estemos enterados a dónde se va ese dinero”, sostuvo Leiva.

Sandra Rivera, coordinadora ejecutiva del Fondo para Proyectos de Eficiencia Energética para Industria y Comercio, opinó que lo que necesita el país es separar los negocios de la política. “Esto debe ser un negocio sin corrupción, con reglas claras como todo negocio, se debe buscar el ganar-ganar y evitar sudar calenturas ajenas”, enfatizó.