Santiago. “Pese a la gran importancia que las redes sociales han adquirido en la comunicación empresarial, todavía muchas compañías no han dispuesto de políticas que permitan minimizar los riesgos de utilizarlas y han optado por bloquearlas completamente entre sus trabajadores”, dijo Miguel Pérez, gerente General de NovaRed.

Según el ejecutivo, hoy en día un 75% de las empresas implementan algún tipo de control para el uso de estas tecnologías, mientras que el resto no posee ningún tipo de protección.

Existen diversos mecanismos que permitirían a las empresas disponer de políticas de acceso a medios sociales para sus empleados, sin exponerse a los riesgos de ataques maliciosos o fugas de información. Aspectos como la seguridad, integridad de datos o productividad de los empleados es posible resguardarlas mediante diversos mecanismos:

1.- Software de Control de contenidos: Estos sistemas permiten automáticamente administrar qué clase de contenidos de Internet son habilitados dentro de las empresas para sus trabajadores. De esta forma, es factible permitir el acceso (en base a categorías pre establecidas) a sitios relacionados al negocio, como sitios financieros, de tecnología, educacionales, entre otros, y, a la vez, bloquear categorías como pornografía, sitios de juegos en línea, hacking, etc.

2.- Fuga de Información: El acceso a Internet es un arma de doble filo, nos ayuda a trabajar integrados, pero también nos abre un camino de fuga de información. Para mitigar este riesgo, es relevante considerar herramientas para control de la información que es enviada a Internet.

3.- Firewalls y Antivirus: Complementariamente al control en el acceso a Internet es necesario contar siempre con las herramientas de prevención tradicionales como lo son los firewall y los antivirus, de esta forma podemos mantener una adecuada separación entre la red corporativa e Internet y así evitar que se descarguen archivos infectados con malware (virus, troyanos, entre otros).

4.- Educación del Personal: las compañías que opten por abrirse a las redes sociales pueden desarrollar programas de capacitación de sus empleados en cuanto a mejores prácticas, sistemas de protección y reducción de riesgos, con el objetivo de convertirlos en aliados de la seguridad corporativa, ganando su confianza y resguardando a la empresa.

Si bien no todas las compañías utilizan la Web 2.0 como un elemento crítico de su estrategia de negocios, cada día se vuelven más importantes en la gestión empresarial.

Según un estudio de Gartner, el año 2014 las redes sociales sustituirán al correo electrónico como vehículo de comunicación interpersonal primario para el 20% de los profesionales.

“Esto demuestra que todas la organizaciones deberán sumarse a la Web 2.0 en distintos niveles, ya sea marketing, publicidad, servicio al cliente o recursos humanos. Sin embargo, todavía son muy pocas las que han realizado un análisis de riesgos y oportunidades, optando simplemente por limitarlas”, añadió Pérez.