Lima. El gerente general de la consultora EY, Paulo Pantigoso, reveló hoy que una compañía china viene evaluando el desarrollo de un proyecto de desarrollo agrícola que demandaría una inversión de US$700 millones en los próximos años.

“Se trata de una iniciativa para desarrollarse en una extensión de 40.000 hectáreas y estaría ubicada en la Región de Arequipa”, manifestó.

En tal sentido, dijo que los agronegocios se constituyen en una excelente alternativa para el desarrollo de las relaciones comerciales bilaterales.

“Aprovechemos las oportunidades que el Perú tiene con los pisos geológicos, lo cual le permite generar más productos”, manifestó.

Refirió que en el año 2000 el Perú exportaba productos agroindustriales por un valor de US$300 millones, pero en el 2015 superaron los US$6.000 millones.

Inversiones. Para que el Perú gane más inversiones chinas, Pantigoso dijo que lo más recomendable es participar en las ferias temáticas que organizan para buscar los mejores proveedores para su mercado.

“En este caso la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) realiza una labor encomiable”, dijo.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio Peruano China (Capechi), José Tam, anotó que hay más de 300 empresas peruanas que exportan activamente a China. “Ese número se ha ido incrementando en el tiempo”, añadió.

Detalló que la mayoría de estas compañías corresponde a los sectores vinculados al agro. “En este caso resalta la Red Globe. El tema sanitario impide que hayan más productos agrícolas exportándose a la China”, sostuvo.

Mercado de lujo. Tam resaltó que China ofrece un mercado de lujo que bien puede ser atendido por los exportadores peruanos.

“Los productos con mayor oportunidad en esa plaza, conformada por 300 millones de ricos, son los textiles, entre los que resalta las fibras de alpaca. Están teniendo un gran éxito en ese mercado”, aseveró.

Asimismo, destacó el potencial que ofrece este mercado para el desarrollo de las exportaciones de joyas de todo tipo. Adicionalmente, resaltan los productos de artesanías que llegan a considerarse como pequeñas obras de arte.

Finalmente, proyectó que el intercambio comercial con China podría alcanzar los US$15.000 millones.

“En el caso específico de los productos no tradicionales se prevé una expansión significativa”, apuntó.