-¿Cómo se interesó en la protección del medio ambiente?

-En un comienzo partí como un piloto de pruebas, viendo la resistencia de los equipos al escalar montañas. Ese era mi trabajo. Después me fui hacia el lado de la fotografía, mostrando los lugares que escalábamos alrededor del mundo. De ahí ya no hubo vuelta atrás.

-¿Cómo definiría a la empresa Patagonia, que combina negocios (vestimenta outdoor) y una clara mirada hacia la protección del medio ambiente?

-Yo veo más a esta compañía como una herramienta para la protección del medio ambiente.

-Usted ha sido testigo privilegiado de maravillas naturales con las que la mayoría solo sueña.

-Puede ser, pero también he sido testigo de cómo ha ido declinando la salud del planeta. Y hemos sido testigos (como Patagonia) porque hemos pasado mayormente nuestras vidas en la naturaleza y hemos visto su constante deterioro.

-¿En qué aspectos nota más ese deterioro?

-Personalmente he visto cómo ha ido despareciendo y reduciéndose la naturaleza. La reducción de la biodiversidad, los bosques, las tierras verdes en desiertos. Y ahora en nuestro tiempo más actual, el derretimiento de los glaciares. Todos esos cambios son grandes en la geología y sus consecuencias las vemos de forma más profunda en nuestras vidas diarias.

-¿Se puede combinar el ser socialmente responsable y a la vez generar lucro en una compañía?

-Nuestra empresa no genera ganancias solo porque deba hacerlo. No es solo obtener ganancias corporativas, sino que, lo principal, es saber cómo usar dichas ganancias que genera la empresa, para implementar soluciones a la crisis del medio ambiente que nosotros vemos.

-Hoy, esta empresa creada por unos tipos que les gustaba subir montañas o navegar en kayak, se ha vuelto una compañía poderosa en el mundo.

-Sí, es verdad. Después de 45 años de ver su evolución, la he visto volverse más poderosa y te aseguro que hoy en un 100% la compañía está comprometida en lograr sus metas de protección de cambio climático.

-¿Ese compromiso ha ido con un éxito económico?

-Han ido de la mano.

-Llamativo: mientras más riesgos y compromisos con el medio ambiente han adquirido, mejor les ha ido como empresa...

-Así es, y es una idea intrigante. Porque si piensas en ello, la única respuesta es que los compromisos en la protección del medio ambiente y con el desarrollo de la sociedad, tiene como resultado que tu negocio sigue siendo exitoso cada vez más y más; significa que esos negocios que estás realizando, están creando valor social y, por ende, éxito económico.

-Eso podría ser para Patagonia, ¿pero es aplicable a otro tipo de negocios?

-Yo creo que sí, porque cualquier compañía que tenga clara sus metas y se comprometa en crear valor social, ya sea con sus ganancias o productos, va a salir exitosa en sus negocios.

-¿Cuál es su visión de hacer negocios?

-Yo creo que no existe un negocio saludable si no existe un planeta saludable. Porque se debe tener una demanda saludable de recursos para respaldar los negocios. Y sin un planeta saludable, no van a existir sociedades saludables, porque no va haber agua limpia o aire puro, va a escasear la comida, y si no vamos a tener sociedades saludables, va a ser imposible tener mercados económicos saludables.

EL DESAFÍO TRUMP

-¿Cuál es su estrategia para enfrentar a Trump?

-Primero, Donald Trump es un tipo que ha vivido en ciudades toda su vida. Ha vivido su vida donde el único valor es saber manipular personas para su propio beneficio. Ese es su mundo; él no conoce nada acerca del medio ambiente.

-¿Nada?

-Nada, y sus asesores tampoco. Pero lo preocupante no es su falta de conocimiento. Lo verdaderamente preocupante es que a Donald Trump no le importa, no le importa nada.

-Quizás no le importa porque no sabe sobre el tema.

-¿Sabes qué otra cosa le falta? Curiosidad. No tiene ni la más mínima curiosidad de aprender. Entonces, para mí, es un caso perdido.

-Entonces, ¿cuál es su estrategia? Hoy es el presidente de EE.UU y puede dictar las reglas.

-Estamos completamente comprometidos a resistir los esfuerzos de Trump en reducir la protección del medio ambiente.

-¿Qué pasa si Trump reduce las áreas protegidas o el presupuesto para estas?

-Lo vamos a demandar, y vamos a comenzar una campaña más osada y sin miedo. Y hoy estamos listos para hacerlo.

-¿Podría ser un riesgo para el negocio de Patagonia demandar a Trump?

-Todo negocio es un riesgo, pero en nuestra compañía nuestros clientes nos apoyan. Incluso si fuera un riesgo mayor. Debemos hacerlo porque está dentro de la defensa de nuestras metas más altas como compañía.

SABIDURÍA PRESIDENCIAL

-¿Cómo va el camino de Chile en temas de sustentabilidad?

-Yo creo que tiene grandes posibilidades, especialmente porque ya existe un impuesto al carbono (C02). Y ese es el mensaje que vine a dar: que el próximo presidente de Chile sería muy sabio si mantiene ese impuesto, pero más si lo expande a diferentes categorías del negocio.

-¿Cuál ha sido el resultado para los países que han incrementado esa medida?

-Ha creado, sin duda, beneficios para la economía, ya que crea un desarrollo de más prácticas sustentables para todas las compañías, mejorando todas sus categorías de calidad en relación a sus productos y servicios.

-El mercado termina premiando a este tipo de compañías al final.

-Así es, y son estas empresas las que se hacen más valiosas al futuro. Más valiosas para Chile y más valiosas para el mundo entero. Si eres un hombre de negocios y quieres conseguir el éxito de tu compañía, unirte a los procesos de sustentabilidad es lo más sabio que podrías hacer.