El Ayuntamiento de Río de Janeiro anunció este martes que ha decidido cancelar el proyecto para construir una villa de periodistas durante los Juegos Olímpicos que se disputarán en la ciudad en 2016.

Según explicó la presidenta de la Empresa Olímpica Municipal, María Silvia Bastos Marques, la obra fue cancelada porque se detectó que el terreno donde se iba a construir es "arcilloso", lo que obligaría a reforzar los cimientos de la villa.

Inicialmente, la villa para los periodistas tendría una capacidad para alojar a 7.000 profesionales de la información, por lo que el presupuesto se dispararía hasta los 100 millones de reales (unos US$50 millones), dijo la responsable municipal a periodistas, quien argumentó que en la zona concreta "no hay demanda" inmobiliaria, por lo que sería inviable construir los bloques de apartamentos si no se pueden vender después de los Juegos.

Como alternativa, la Alcaldía de Río de Janeiro estudia ofrecer rebajas tributarias para que las constructoras se animen a construir nuevos proyectos inmobiliarios que se puedan usar para alojar a la prensa durante los Juegos.

Según Bastos Marques, diversas constructoras se han interesado en adelantar las obras de bloques de edificios, previstos para ser inaugurados en 2017.

Las autoridades cariocas presentaron estas novedades hoy a una comisión técnica del Comité Olímpico Internacional (COI) que está de visita en la ciudad brasileña.