Londres. La minera diversificada anglo-australiana Rio Tinto PLC (RTP) está deseando reimpulsar sus proyectos en Australia y los revisará teniendo en cuenta la nueva propuesta del impuesto a la minería, dijo el jueves el consejero delegado del grupo.

"Los últimos acontecimientos eliminan la gran incertidumbre que nos ha estado frenando. Y estoy deseando volver a poner en marcha los proyectos", dijo Tom Albanese.

Rio Tinto y otras muchas mineras frenaron o suspendieron la puesta en marcha de sus proyectos después de que el gobierno de Australia propusiera aplicar un impuesto del 40% a los beneficios de las mineras en mayo. Posteriormente, la propuesta se ha reducido al 30%, después de que el anterior primer ministro australiano, Kevin Rudd, fuera sustituido por su sucesora en el cargo, Julia Gillard.

Albanese también intentó en su discurso responder a la pregunta de por qué no se puede gravar a las mineras igual que a las petroleras. "En base a las referencias internacionales, un impuesto del 40% es competitivo para el petróleo en Australia, pero no para la minería".