Melbourne. La minera anglo australiana Rio Tinto realizó una oferta tentativa de US$3.500 millones por Riversdale Mining, que focaliza sus operaciones en Africa, lo que hizo saltar un 16% las acciones de la firma.

La incursión de Rio en la australiana Riversdale probablemente encienda una guerra de ofertas, dado que tiene proyectos de coque en Mozambique con el potencial de proveer entre un 5% y un 10% de la oferta global del mineral, clave en la producción de acero.

Algunos analistas consideran a la brasileña Vale como el oferente más probable, porque ya posee minas de coque cercanas en Mozambique. La india Tata Steel, principal accionista de Riversdale, también aparece como posible interesado.
Xstrata Plc, Anglo American y Peabody Energy también podrían ser interesados.

El mayor exportador de coque, BHP Billiton es visto como un pretendiente menos probable, dado que ya tiene opciones de expansión propias en Australia.
Xstrata y Anglo declinaron dar declaraciones.

Encendida contienda. El cuarto mayor accionista de Riversdale, la firma de inversión australiana LinQ Management, espera una encendida contienda dada la escasez de activos de buena calidad de coque y por la creciente demanda de China e India por el material.

"Se da en una buena parte del mundo por accesibilidad, y consideramos que hay mucho camino hacia arriba por recorrer para quien esté interesado en adquirirlo. Esperamos que haya otros competidores entrando a las negociaciones", opinó el director de gerente de LinQ, Clive Donner.

Riversdale confirmó reportes de prensa que decían que Rio hablaba de una oferta de cerca de 15 dólares australianos por cada acción por Riversdale, que valorizaría al grupo en cerca de 3.500 millones de dólares australianos (US$3.480 millones).

Ese precio implica un premio de sólo 6% sobre el precio de cierre de Riversdale del 3 de diciembre, antes de que un diario británico filtrase la información. Riversdale insinuó además que recibía ofertas de otras partes.

"Aunque se están dando discusiones con Rio Tinto, no existe certidumbre de que Rio o alguna otra parte realizará alguna propuesta para la adquisición de Riversdale", declaró Riversdale.

Rio Tinto confirmó las negociaciones, pero agregó que le había dicho a Riversdale que actualmente no está en posición de presentar una oferta formal por la compañía.

"De ahí que no haya nada sobre la mesa", dijo a Reuters un portavoz de Rio por correo electrónico.

"Las discusiones están incompletas", agregó
Las acciones de Riverdale alcanzaron un máximo de 16,41 dólares australianos el lunes, su mayor ganancia diaria en más de dos años. Cerraron con una ganancia de un 15,7% a 16,31 dólares australianos.

UBS está asesorando a Riversdale. Macquarie está asesorando a Rio Tinto.