La automotriz británica de autos de lujo, Rolls-Royce, abrió su primer salón de ventas en Brasil, ofreciendo a través de un agente importador brasileño vehículos que cuestan millones de reales.

El modelo de "entrada" de Rolls-Royce en el mercado brasileño será el Ghost, que cuesta 2,3 millones de reales (US$1,1 millón) y está equipado con motor V12 biturbo de 563 caballos de fuerza.

La expectativa es vender entre 8 y 12 autos por año en Brasil, un volumen que puede crecer un 20% a partir del 2014, según el grupo brasileño Via Italia, que ya importa las marcas Ferrari, Maserati y Lamborghini al país.

El anuncio se conoció el mismo día en que BMW informó que construirá una planta en Brasil, también buscando incursionar en el creciente mercado de autos de lujo en el país.

Tras la apertura de negocios en Sao Paulo, Rolls-Royce planea un segundo salón de exhibición de América Latina en Chile, dijo Hugo Bustamante, gerente general para América Latina de la automotora.