Londres. La empresa británica de automóviles de lujo Rolls-Royce informó hoy de que ha vendido más de 4.000 vehículos el año pasado, cifra récord en sus 111 años historia.

La compañía automovilística, que también fabrica motores para coches, aviones civiles y militares y para el sector de la marina, indicó que vendió un total 4.063 vehículos, manteniendo la racha positiva de los últimos cinco años y superando por primera vez en más de cien años de historia la barrera de los 4.000 automóviles.

Las ventas en Europa se incrementaron un 40% frente al año anterior, mientras que en Estados Unidos y en Oriente Medio crecieron un 30% y un 20%, respectivamente, según la empresa.

En países como Australia, la venta de estos vehículos de lujo se incrementó en un 75%, mientras que en el Reino Unido creció un 40% y en Japón aumentó un 60%.

Sin embargo, el país estrella donde más automóviles de la marca se vendieron fue Estados Unidos, seguido de China, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido y Arabia Saudí.

La ciudad del mundo en la que más vehículos de esta compañía, con base en Goodwood, en West Sussex (sur de Inglaterra), se venden es Abu Dhabi, capital de Emiratos Árabes Unidos.

"Este quinto año consecutivo con récords de venta confirma nuestra estrategia de crecimiento sostenible, equilibrado y rentable, y que Rolls-Royce se mantiene como la compañía de referencia en vehículos de lujo", aseguró el director ejecutivo de la empresa británica, Torsten Müller-Ötvös.

El crecimiento paulatino de Rolls-Royce se ha visto reflejado con la apertura de nuevos concesionarios en países como Australia, Canadá o México, creando 200 nuevos puestos de trabajo en el último año y medio.

El modelo Ghost Series II, lanzado en noviembre; la serie Wraith, y el tradicional Phantom ayudaron a impulsar la cifra de vehículos vendidos de la compañía británica el pasado año.