Brasilia. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, anunció este lunes que la segunda etapa del programa de concesiones en infraestructura del gobierno será lanzada en junio, con la expectativa de que la nueva fase repita los resultados de la primera.

Durante el acto de firma del contrato de concesión del puente Rio-Niteroi, licitado en marzo pasado, la mandataria dijo que están siendo ultimados los detalles de los pliegos para hacer el anuncio el mes próximo.

"Creemos que (el programa) tendrá el mismo éxito que tuvo el primero. Este va a ser un programa de concesiones un poco más amplio, porque va a abarcar no sólo rutas, sino ferrocarriles, aeropuertos, puertos y otras concesiones", explicó.

Durante la primera etapa de concesiones, el gobierno consiguió licitar 25.000 kilómetros de rutas a ser restauradas o construidas, con inversiones previstas de 32.000 millones de reales (US$10.700 millones) a lo largo de la vigencia de los contratos.

En febrero pasado, el ministro de Hacienda presentó las oportunidades de inversión en las concesiones del sector de infraestructura a empresarios extranjeros en una conferencia en Nueva York.

El ministro afirmó que el objetivo es expandir la infraestructura brasileña en los próximos 20 años con proyectos estimados por un total de US$300.000 millones, incluyendo rutas, puertos, movilidad urbana, aeropuertos, ferrocarrilles, energía, gas y petróleo.

Según Rousseff, el éxito de las licitaciones de rutas y aeropuertos realizadas durante su primer mandato demostró que existe un gran interés del sector privado.

"Muestra que tenemos madurez suficiente para tener un programa que fue respetado, que las reglas fueron observadas, cumplidas, que no hubo ningún desequilibrio en el contrato y eso significa robustez en un proyecto de concesión. Significa que el proyecto de concesión brasileño es creíble y fuerte", subrayó.

De acuerdo con los términos de licitación del puente Rio-Niteroi, la concesionaria Ecoponte administrará la obra por 30 años, con inversiones previstas de 3.300 millones de reales (US$1.100 millones) en operación y obras.