El Royal Bank of Scotland podría recibir una multa de entre 200 y 300 millones de libras (US$481 millones) por su rol en el escándalo de manipulación de la tasa Libor, reportó este sábado el diario Financial Times, sin citar fuentes.

La publicación dijo que RBS - parcialmente nacionalizado - encara penalizaciones similares a las de Barclays, que pagó 290 millones de libras en multas tras un acuerdo colectivo en junio con autoridades de Estados Unidos y Gran Bretaña por intento de manipulación de la tasa interbancaria.

Reuters informó el 24 de agosto que se esperaba que RBS alcanzara un acuerdo similar dentro de los próximos dos meses.

Sin embargo, un deterioro en las relaciones entre los reguladores a ambos lados del Atlántico podría llevar a RBS a lograr primero un consenso con la Autoridad de Servicios Financieros de Gran Bretaña antes de llegar a un acuerdo por separado con los estadounidenses, dijo el diario.

Las autoridades estadounidenses han sido acusadas de tratar de socavar la posición de Londres como un centro financiero global durante una reciente investigación sobre el prestamista británico Standard Chartered.

Cualquier demora en sellar acuerdos de pago con todos los reguladores sería un revés para RBS.

El banco, que pertenece en 82% al gobierno británico, se encuentra bajo presión para dejar el episodio atrás, porque Londres busca proteger el valor de su participación removiendo incertidumbres sobre la materia.

RBS, que despidió a cuatro ejecutivos en relación con escándalo de la Libor, dijo este sábado que no podía comentar sobre cuándo se produciría el acuerdo ni el monto de las multas que podría recibir.

Más de una decena de bancos se encuentran bajo investigación de reguladores en Estados Unidos, Europa y Asia por denuncias de manipulación de la London interbank offered rate (Libor) y de otros mecanismos similares usados para tasar billones de dólares en productos financieros.