Caracas. La petrolera rusa estatal Rosneft compró el paquete accionario que tenía su compatriota TNK-BP, la tercera mayor productora de crudo de Rusia, en el emprendimiento venezolano Petromonagas, dijo este lunes el ministro de Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez.

La participación de TNK-BP en el mejorador de crudo, que había adquirido a BP en el 2010, era del 16,7%. El restante 83,3% seguirá en manos de la petrolera estatal venezolana Pdvsa.

"En Petromonagas está TNK-BP, pero vamos a un proceso de transferencia de esos derechos a Rosneft debido a que fueron adquiridos en Rusia", dijo Ramírez en rueda de prensa.

El funcionario no reveló el monto de la operación.

La venta de la participación en Petromonagas, que aún tiene que ser aprobada por el gobierno venezolano, ocurre en momentos en que TNK-BP atraviesa un proceso de reestructuración de activos a nivel mundial.

El mejorador venezolano produce unos 150.000 barriles por día (bpd) de crudo pesado, pero el gobierno ha dicho que busca impulsar su capacidad a 250.000 bpd.

Rosneft, socia de Pdvsa en la rica Faja del Orinoco, formalizará esta semana un plan de inversión por US$37.713 millones en su proyecto Petrovictoria en el bloque Carabobo 2, que busca incrementar su producción a 1,12 millones de bpd.

Pdvsa impulsa un ambicioso plan de inversiones con socios extranjeros en la Faja -la mayor reserva de crudo del mundo- para reanimar su estancada producción que promedia casi tres millones de bpd, pero problemas logísticos y financieros han recortado los proyectos originales.

En medio de la incertidumbre por la salud del presidente Hugo Chávez, que se recupera de su cuarta cirugía en un año y medio contra el cáncer en Cuba, el ministro Ramírez negó que empresas extranjeras se estén retirando del país.

"Los inversionistas están aquí. Rosneft pasa a ser la mayor empresa rusa aquí (...) No es cualquier cosa", dijo para luego adelantar que el presidente de la empresa rusa visitará Venezuela.