El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, dijo este lunes (28.7.2014) en Moscú que había que estudiar la sentencia, y que Rusia utilizará todas las posiblidades legales para defender su posición.

La parte demandante exigía US$100.000 millones. En la argumentación se señala que el objetivo primario para desarticular Yukos no fue la recaudación de impuestos, sino querer llevar el grupo empresarial a la bancarrota.

Rusia desmanteló al grupo Yukos. Rusia desmanteló hace una década el grupo Yukos , que perteneció al que fuera el magnate petrolero más rico de Rusia, Mijail Jodorkovski. El Estado y los tribunales acusaron a Jodorkovski, así como a varios socios empresariales. El empresario acabó en la cárcel y gran parte de la fortuna del grupo empresarial fue a parar a la empresa estatal Rosneft.

Sin embargo, un grupo de accionistas de Yukos recurrieron las medidas ante el Tribunal de Arbitraje Permanente de La Haya. Los demandantes incluyeron en su argumentación que Rusia firmó en 1991 la Carta de Energía Internacional. No obstante, nunca la ratificó.

Según la acusación, con la sentencia del tribunal de La Haya se pueden embargar bienes rusos, pero las partes pueden recurrir la decisión ante un tribunal holandés.