Moscú. Rusia probablemente impugnará reglas de energía de la Unión Europea ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) en lo que sería su primera disputa comercial desde que se unió a la entidad global, dijo este jueves una fuente del gobierno.

Las reglas, conocidas como el Tercer Paquete de Energía, restringen el control de la compañía de gas Gazprom sobre sus activos de gasoductos europeos y han sido un elemento irritante en las relaciones entre Rusia y la Unión Europea, responsable por la mitad del comercio de Rusia.

La fuente, que habló bajo condición de anonimato, sostuvo que Rusia -que se unió a la OMC el mes pasado- busca ver si las reglas de la Unión Europea fueron sujetas a regulaciones de la OMC y dijo que el estudio debería estar concluido en dos semanas.

"Si las reglas de la OMC son aplicables al Tercer Paquete de Energía, así como a otras medidas que restringen las importaciones rusas, las impugnaremos ante la OMC", sostuvieron las fuentes.

"Y todo parece indicar que sí (son sujetas a las reglas de la OMC)", agregó.

Una vez que un miembro de la OMC inicia una disputa comercial, el país con el que está en desacuerdo tiene 60 días para resolver la queja. Tras el período de 60 días, el demandante puede pedir a la OMC que establezca una comisión de disputas para adjudicar el asunto.

Los diplomáticos en comercio prevén que a Rusia le tomará algún tiempo acomodarse dentro de la OMC antes de entrar en disputas, como hizo China tras unirse en el 2001, pero otros están vigilando para ver si Moscú o uno de sus socios comerciales lanzan el primer golpe.

El equipo comercial de Rusia en Ginebra aún no está completamente establecido y aún no se designa a un embajador.

El presidente ruso, Vladimir Putin -quien volvió al Kremlin en mayo- llamó al Tercer Paquete de Energía un "robo" cuando era primer ministro, pero este mes desestimó una sugerencia de que Rusia estaba comenzando una guerra comercial con Europa por Gazprom.