Pekín. Rusia dijo este martes que se acercaba a la etapa final de la negociación por un enorme acuerdo de suministro de gas con China, que se convertiría en un pacto comercial de referencia para los vecinos.

El acuerdo para abastecer anualmente a la segunda mayor economía del mundo con hasta 68.000 millones de metros cúbicos de gas ruso durante 30 años había sido retrasado por mucho tiempo en medio de desacuerdos por los precios.

"Nos estamos acercando a la etapa final de trabajo (en el acuerdo por) suministros de gas", dijo el primer ministro Vladimir Putin, en su primer viaje al extranjero desde que anunció su candidatura a la presidencia de Rusia.

Putin espera que su visita de dos días ayude a ampliar el comercio con China, que espera que crezca a US$200.000 millones en el 2020 desde los US$59.300 millones del año pasado.

Más temprano, el viceprimer ministro ruso, Igor Sechin, refirió que hubo un progreso "significativo" en las negociaciones de gas con su homólogo chino, Wang Qishan.

Sechin dijo también que ambas partes resolvieron sus diferencias en torno a una deuda de China por exportaciones de petróleo ruso.

"Esta duda fue resuelta y retirada de la agenda", dijo Sechin.

Putin al parecer sugirió previamente que ambas partes necesitaban ceder más antes de que los suministros de gas comiencen a fluir.

"Nuestras negociaciones se están desarrollando en un ambiente de negocios, con el deseo mutuo de hallar un acuerdo sobre las dudas que surgen inevitablemente dada la magnitud de nuestra relación", dijo Putin a su par chino Wen Jiabao en Pekín.

"En lo que a la economía y el comercio concierne, los problemas de naturaleza práctica se están resolviendo, y esto es bueno", agregó Putin.

Hasta el momento China y Rusia han fracasado en su intento por concretar el enorme acuerdo de gas que se viene negociando desde hace cinco años.

Las lentas negociaciones son un recordatorio de que, pese a que Moscú y Pekín han profesado frecuentemente su buena voluntad fraternal, las relaciones se han estancado por una desconfianza mutua, en especial por el lado ruso, que se remonta a los años de la Guerra Fría.