El Cairo. Saboteadores hicieron estallar un gasoducto en Egipto, dijo la televisión estatal, aumentando el tumulto en el país durante las protestas sin precedentes para terminar con los 30 años de Gobierno de Hosni Mubarak.

La televisión estatal citó a un funcionario cuando dijo que la "situación es muy peligrosa y continúan las explosiones de un lugar a otro" a lo largo del gasoducto que llega hasta el norte del Sinaí.

"Es una gran operación terrorista", afirmó un reportero de televisión.

Un agente de seguridad sostuvo que el Ejército egipcio cerró la principal fuente de gas que abastece al gasoducto.

Otra fuente en el norte del Sinaí dijo que el tramo jordano del ducto se había visto afectado, no el que lleva a Israel, responsabilizando por el ataque a "elementos extranjeros".

Radio Israel indicó que el tramo Egipto-Israel no fue dañado, pero dijo que el suministro de gas había sido interrumpido como medida de precaución.
El atentando ocurrió mientras las manifestaciones contra el presidente Mubarak ingresaban a su día 12, sin señales de un fin en la confrontación que puso al gobernante de 82 años frente a activistas opositores a su gobierno.

Amenaza de militares. Mubarak dijo este jueves que Egipto enfrenta el caos si él renuncia ahora, aunque prometió retirarse en septiembre.

El gobernante se ha presentado a sí mismo como un baluarte contra la militancia islámica y un actor esencial para mantener el tratado de paz que Egipto firmó con Israel en 1979.

"Saboteadores tomaron ventaja de la situación de seguridad e hicieron estallar el gasoducto", afirmó un corresponsal de la televisión estatal.

El grupo de inteligencia SITE, que monitorea a Al Qaeda y otros sitios web islámicos, dijo previamente en la semana que algunas organizaciones estuvieron instando a militantes islámicos a que atacaran el gasoducto que abastece a Israel.

Al Qaeda, que cuenta con raíces ideológicas en Egipto, en su mayoría ha estado a favor de las protestas contra Mubarak.

En el pasado, el Gobierno ha usado la percepción de amenaza de la militancia islámica para justificar leyes de emergencia que ayudaron a Mubarak a mantenerse en el poder.

La televisión estatal dijo que el gasoducto atacado suministraba tanto a líneas de gas de Israel como de Jordania. Residentes en la zona también reportaron una enorme explosión y dijeron que las llamas alcanzaban el área de El-Arish cerca del ducto, en el norte de Sinaí.

"Jihadistas sugirieron que musulmanes en el Sinaí tomaron ventaja de los disturbios en Egipto y atacaron el gasoducto de Arish-Ashkelon, argumentando que tendría mayor impacto sobre Israel", señaló SITE.

Sin salida. Las manifestaciones golpearon la economía del país más poblado del mundo árabe y algunos están ansiosos por volver a la normalidad. Los bancos deben reabrir el domingo, el inicio de la semana en Egipto y el mercado de valores el lunes.

Estados Unidos también ha estado presionando para que Mubarak inicie una transferencia de poder y despeje el camino a la democracia en un país dominado por el Ejército desde que derrocó a la monarquía en 1952.

No obstante, nadie espera un compromiso fácil que satisfaga la demanda de cambio de los manifestantes, dado que los seguidores militares de Mubarak desean mantener su influencia y hallar una salida digna para el presidente.

El vicepresidente Omar Suleiman debe reunirse con un grupo de altas figuras el sábado para examinar una solución propuesta bajo la cual él asumiría los poderes del presidente por un período provisional, dijo uno de los miembros del grupo.

Pero algunos manifestantes no sólo quieren la salida de Mubarak, sino también la de sus aliados, por lo que no está claro si eso sería suficiente para terminar con la crisis.

En la plaza Tahrir de El Cairo, una transitada intersección en el corazón de la ciudad que se ha convertido en el centro de las protestas, los manifestantes dijeron que no se rendirían.

"Mubarak debe irse, Mubarak debe irse", gritó alguien a través de un parlante, tras oirse una breve ráfaga de disparos en la plaza poco antes de las 2.00 a.m. del sábado (0000 GMT).