Madrid. La constructora Sacyr, que participa en el consorcio de las obras de ampliación del Canal de Panamá, espera recuperar más del 42% de las reclamaciones que ha interpuesto ante árbitros internacionales por los sobrecostes producidos en este proyecto.

En su informe anual 2015 auditado, Sacyr dijo que el experto independiente DLF Associate estima que el grupo español, que participa con el 41,6% en los resultados del consorcio, recupere US$614 millones (unos 541 millones de euros) de un total de US$1.445 millones, equivalente a un ratio de recuperación del 42,5%.

El año anterior, DLF aplicó un ratio similar al estimar recuperable reclamaciones por valor de US$468 millones sobre un total de US$1.122 millones.

En la bolsa, la reacción inicial a esta información, adelantada por el diario Expansión, era favorable.

"El arbitraje podría extenderse hasta el año 2019. El impacto final en la caja sigue siendo incierto y en nuestro precio objetivo asumimos que el consorcio obtiene el 30% de las reclamaciones realizadas", dijo Banc Sabadell el miércoles en su informe bursátil matutino.