Un balance positivo entregó la saliente ministra de Vivienda, Beatriz Uribe, al insistir que la tarea que le propuso el presidente Juan Manuel Santos fue cumplida a cabalidad.

Indicó que ha diciembre del año pasado se contempla la iniciación de 270.000 viviendas en Colombia, "con una participación muy importante de la vivienda de interés social".

Insistió que a todas luces el balance es muy positivo y "así me lo han manifestado en todos los medios".

A juicio de la saliente ministra, las condiciones están dadas para que el sector siga creciendo "como lo venimos haciendo. Las cifras que entrega el presidente Santos en esta etapa del gobierno son unas cifras alentadoras, el sector crece con vigor; las cifras están ahí, no hay que defenderlas".

Además, enfatizó en que el año pasado se cerró con 270.000 viviendas iniciadas y "el ministro Vargas Lleras tiene todas las condiciones para sumarle a esas, 255.000 este año con lo cual estaríamos pasando el millón".

Uribe dijo que esta es la cifra más alta "en la historia de Colombia en ese período de gobierno", al referirse a los resultados de vivienda.

Pese a las críticas de varios congresistas en un debate en la Comisión Quinta de Senado, la saliente ministra de Vivienda no reconoció que la política de vivienda no marchó al ritmo que quería el mandatario de los colombianos. Así se lo hicieron saber varios senadores en el debate.

La funcionaria insistió que la construcción de vivienda es un sector que crece "vigorosamente, que genera empleo y que le está llegando a las familias pobres con un presupuesto robusto".

En tanto, dijo que el sector no muestra falencias. "Hay una fase que comienza sobre unas bases sólidas. El reto del invierno es grande: 35.000 familias a reubicar ya hemos reubicado 3.334 y en proceso de construcción tenemos 10.000 viviendas para las familias damnificadas de Colombia".