Cinco mil personas dejarían de trabajar en marzo en la industria salmonera chilena, según informó este martes el organismo gremial SalmonChile.

Durante el periodo marzo-junio se proyecta la salida de los trabajadores, desvinculación masiva que se sumaría a las 10.000 personas que ya fueron despedidas durante 2009, a raíz de la violenta crisis que vivió esta industria chilena, como consecuencia de los efectos del virus ISA, según publica El Mercurio.

La industria cerraría el presente año con una plantilla de unos 15 mil trabajadores directos.

Los despidos se deben a que, en los próximos meses, no habrá materia prima para procesar, pues se acaba la cosecha del salmón coho, la única variedad que hoy produce la industria. No obstante, hacia el segundo semestre se espera volver al crecimiento.

Con motivo de la crisis, el gremio salmonero decidió crear la Red Salmón, instancia creada por SalmonChile, con el fin de minimizar el impacto social que provocaron las desvinculaciones laborales en las regiones de Los Lagos y Aysén, como consecuencia de la crisis sanitaria y productiva del sector salmonero. En sus primeros ocho meses de funcionamiento, esta instancia logró captar 1.087 ofertas privadas de empleo, llegando a beneficiar con esta intermediación al 36% de los trabajadores atendidos, considerando operarios, técnicos y profesionales.