Melbourne. Las monstruosas ganancias de BHP Billiton esperadas para esta semana podrían darle fuera a su puja de US$39.000 millones por el grupo de fertilizantes Potash Corp e intimidar a cualquier oferente rival.

BHP Billiton, la mayor minera del mundo reportaría el miércoles un salto de un 50% en sus utilidades el segundo semestre a US$6.900 millones, una advertencia de ataque hacia Potash, que está intentando alinear a oferentes que lo defiendan contra la minera.

"Claramente va a ser un muy buen resultado. La hoja de balance está en una forma excelente y el flujo de caja será significativo", dijo James Bruce, gerente de portafolio de Perpetual Investments, poseedor de las acciones de BHP.

El lunes, Potash, la mayor compañía de fertilizadores del mundo, infló el valor de las posibilidades de una contra oferta, en un medida que analistas consideran podría tener como finalidad coaccionar una oferta más alta de BHP.

El diario canadiense Globe & Mail reportó en su sitio web, sin citar fuentes, que la minera global Rio Tinto podría considerar una oferta por Potash con un socio chino.

Pero inversores, analistas y banqueros han desestimado las posibilidades de una oferta de Rio por Potash, dado que sólo ha reducido US$40.000 millones en deuda de la compra inoportuna de Alcan el 2007 y planea usar US$13.000 millones en proyectos al 2011.

"Me sorprendería", dijo Adam Dixon, gerente de portafolio de Ausbil Dexia, que posee acciones de BHP y de Rio.

"Rio tiene un canal de distribución repleto de oportunidades de crecimiento orgánico. Asociado con eso, la compañía aún está integrando afanosamente el negocio de Alcan que compró no hace mucho", afirmó.

No granjero. Rio, que vendió sus activos de potasa para ayudar a pagar una montaña de deudas hace sólo dos años, declinó comentar el reporte de prensa. La semana pasada el presidente ejecutivo de Rio, Tom Albanese, no quiso comentar si la compañía consideraría una oferta.

Consultado sobre si su compañía tenía algún interés en la agricultura, dijo "No soy un granjero. Soy un minero".

El jefe de Potash, Bill Doyle, dijo que su firma estaba evaluando todas las opciones, incluidas las empresas conjuntas y apalancadas.
No mencionó el precio de la compañía pero dijo que debería ser "mucho más que el precio que está sobre la mesa".

BHP provocaría esa resolución si elevase su oferta por Potash en al menos un 22% US$47.000 millones, según estimaciones de Reuters.
Pocos esperan un acuerdo que vaya más allá de US$130 por acción y un sondeo de Reuters a 11 accionistas globales en Potash indicó una oferta un 25% más alta a cerca de US$162 por papel que podría exigirse para apoyar una compra.