La zona residencial Real Cariari en la provincia de Heredia, Costa Rica, es el lugar donde inversiones Bolívar, firma inmobiliaria de capital salvadoreño, ha decidido levantar el primer proyecto residencial en ese país.

Se trata de un concepto de residencias en altura que promete romper el esquema tradicional de los edificios de apartamentos y dar paso a la vivienda con un componente saludable y deportivo, aseguró Diego de Sola, gerente general de Inversiones Bolívar.

Sportiva Skyhomes es un proyecto enfocado para un segmento de clase media a media alta que contará con seis tipos de apartamentos: Archive, Run, Balance, Aspire, Meditate y Ride, que van desde los US$75.000 hasta US$$222.000 de venta.

Al combinar el bienestar con el buen vivir, Sportiva contará con 14 amenidades, como pistas para correr, piscina, gimnasio, áreas de masajes y espacios para practicar el yoga, que serán parte de las opciones a las que tendrán acceso quienes decidan vivir en cualquiera de los 100 apartamentos de las dos torres del complejo que se comienza a construir en enero 2015.

Diego de Sola aseguró que este concepto promete llevar a la compañía a dar un salto y competir en un mercado inmobiliario como el de Costa Rica, país al que le apostaron, dijo, por la estabilidad económica y certeza jurídica.

“Por la estabilidad y la buena respuesta que hasta el momento hemos recibido del mercado costarricense, esperamos que Sportiva Skyhomes sea el primer proyecto de muchos más dirigidos a un estrato de poder adquisitivo medio y medio alto”, dijo De Sola.

Este es el tercer país de la región adonde Bolívar lleva su nombre con proyectos inmobiliarios premium, ya que cuenta con 325 Río Piedras en Honduras, conformado por dos torres de apartamentos de 21 y 19 niveles que totalizan 100 apartamentos de lujo en una de las zonas más exclusivas de San Pedro Sula.

En El Salvador son varios proyectos los que Bolívar ha levantado para complementar el “skyline” moderno de la capital, como Alisios 115, Torre 105 Campestre, 525 avenida La Capilla, 515 avenida La Capilla y 370 avenida La Capilla, entre otros.

Una de las últimas apuestas de la firma inmobiliaria ha sido el complejo urbano Santa Rosa, comercializado desde 2012 y en el que se ha proyectado la construcción de más de 1.200 unidades habitacionales.

Se trata de un complejo integrado con el sello de Bolívar, que también estrenó el centro comercial La Skina, compuesto por 31 locales comerciales y en el que funcionarán marcas estratégicas que permitirán a los residentes tener en un mismo espacio los servicios y comercios necesarios.