Seúl. El grupo Samsung afirmó este lunes que es "difícil de entender" la orden de detención contra su presidente de facto, Lee Jae-yong, y rechazó las acusaciones de soborno realizadas por la fiscalía surcoreana.

"Es especialmente difícil de entender la afirmación de los fiscales de que se pidieron favores en relación con el acuerdo de fusión y la transferencia en la gestión de negocio. Creemos que el tribunal (a cargo de la investigación) tomará la decisión correcta", explica la empresa en un comunicado. "Nunca hemos brindado apoyo a cambio de favores", se insiste en el comunicado.

Los fiscales investigan si Samsung entregó donaciones a una empresa y a fundaciones respaldadas por Choi Soon-sil, una amiga de la presidenta Park Geun-hye, a cambio del apoyo del fondo nacional de pensiones a una fusión entre dos filiales del conglomerado surcoreano.

Orden de arresto. La Fiscalía surcoreana emitió este lunes (16.01.2017) una orden de arresto contra el vicepresidente de Samsung Electronics y heredero del grupo surcoreano por considerar que realizó donaciones multimillonarias a organismos controladas por Choi Soon-il, apodada la "Rasputina" y amiga íntima de la presidenta Park a cambio de favores.

Los fiscales sospechan que la empresa abonó estas cantidades para lograr que el Servicio Nacional de Pensiones, controlado por el Gobierno y accionista de una empresa del grupo, aprobara en 2015 la fusión de esta y otra subsidiaria de Samsung promovida por la familia Lee, pero criticada por un fondo inversor de alto riesgo.

"Donaciones". Lee admitió ante la fiscalía que el conglomerado realizó las transacciones a favor de Choi, aunque ha negado en todo momento que las donaciones estuvieran relacionadas con la aprobación de la citada fusión. El empresario de 48 años ocupa el cargo de vicepresidente de Samsung Electronics, aunque tomó las riendas de todo el conglomerado el pasado octubre después de que su padre, Lee Kun-hee, sufriera un infarto.

Coincidiendo con la orden de detención emitida este lunes (16.01.2016), la mayoría de las empresas del grupo Samsung, el mayor conglomerado del país, cayeron en la Bolsa de Seúl. Samsung Electronics, la más importante del grupo, se contrajo un 2,14%, mientras que Samsung Engineering, Samsung Heavy Industries, el fabricante de baterías Samsung SDI o la constructora Samsung C&T (protagonista de la mencionada fusión de 2015), bajaron un 3,43%, un 0,95%, un 3,4% y un 0,78%, respectivamente.

* Con información de DW y Reuters.