Madrid. Santander anunció este miércoles la compra de 318 oficinas y otros activos bancarios de Royal Bank of Scotland en Reino Unido por un importe de 1.650 millones de libras (unos 1.990 millones de euros).

En un comunicado al supervisor bursátil, el primer banco español dijo que la transacción, que espera cerrar entre finales de 2011 y principios de 2012, incluye un fondo de comercio de 350 millones de euros.

El banco agrega que la compra será positiva para el beneficio por acción desde el primer año, tendrá un impacto positivo de 40 puntos básicos en el core capital y una rentabilidad sobre la inversión del 15% al final del tercer año.

Además de 311 sucursales de RBS en Inglaterra y Gales y 7 de Natwest en Escocia, el acuerdo incluye 40 centros bancarios para pymes, más de 400 gerentes de banca de empresa, cuatro centros de banca corporativa y tres centros de banca privada.

Con la compra, el grupo español sumará activos por unos 21.500 millones de libras, depósitos por 22.400 millones de libras e incorporará cerca de 2 millones de clientes y unos 5.000 empleados.

En una nota de prensa, Santander destacó que esta operación reforzará su negocio minorista y elevará su cuota de mercado en el segmento de pymes a más del 8% desde el 3% actual.

RBS, participado en más de un 80% por el Estado, tenía que vender estas sucursales para cumplir con los requisitos de competencia dentro de la Unión Europea después de las inyecciones públicas recibidas.

Desde la compra de Abbey National en noviembre 2004, Santander no ha parado de crecer en el Reino Unido a través de operaciones corporativas, entres las que se cuentan la adquisición, en julio de 2008, de Alliance & Leicester y la compra, a finales de septiembre de 2008, del negocio de depósitos y red de sucursales de Bradford & Bingley.

A cierre de junio de este año, el 17% de los resultados del grupo -el beneficio del grupo Santander cayó 1,6% a 4.445 millones de euros- correspondió ya al Reino Unido.

En el primer semestre, el beneficio atribuido de Santander en el Reino Unido subió 13,7% a 1.006 millones de euros.