México. La filial mexicana del Banco Santander resaltó este lunes el aumento en sus operaciones estratégicas durante el primer trimestre de este año y acogió "con buenos ojos" la reforma financiera que en los próximos días presentará el gobierno.

El presidente ejecutivo del Banco Santander México, Marcos Martínez Gavica, destacó que esa entidad es líder en el segmento de pymes, un sector que entre enero y marzo pasados tuvo un crecimiento del 54% respecto al primer trimestre del 2012.

"Es el banco que más cerca está de las pymes", afirmó Martínez en una rueda de prensa para explicar los resultados del primer trimestre de este año, anticipados el pasado jueves.

El Grupo Financiero Santander México anotó en el primer trimestre de este año un aumento de sus beneficios netos del 6,6% respecto al mismo período del año pasado, excluyendo operaciones extraordinarias en los trimestres de este año y del 2012.

La filial mexicana del Santander aportó el 13% de los beneficios globales del grupo, por debajo del 26% generado por Brasil, pero por encima del 11% de España, donde tiene su sede central el Grupo Santander.

Martínez descartó que la crisis económica de Europa afecte a los planes de la filial mexicana, porque todas las filiales actúan con "total independencia en cuanto a liquidez y capital".

"Los únicos flujos que hay son los dividendos. Para el Grupo Santander es importante que sus filiales vayan bien en la medida de lo posible, y dentro de los principales países la mayor parte de las filiales van bastante bien", declaró.

Además del 54% de crecimiento en las operaciones con las pymes, la filial mexicana señaló que el segmento de consumo creció 14%, el de hipotecas 13% y el de seguros 21,5%. "Nuestra cartera cada vez está más equilibrada", señaló Martínez.

La cartera vencida del Santander México llegó al 1,8%, la mejor del mercado, y su índice de eficiencia alcanzó el 39,7%, con una rentabilidad sobre el capital del 19,2%.

El directivo también se refirió a la reforma financiera que presentará en los próximos días el gobierno de Enrique Peña Nieto, que busca aumentar los créditos a las pequeñas y medianas empresas e incrementar la bancarización de la sociedad mexicana, entre otros puntos.

Martínez dijo que el Santander México concentra el 10% de sus operaciones en las pymes, lo que le convierte en líder del sector y que está en la línea de la reforma financiera del gobierno, de la que aún no se conocen los detalles.

Destacó que uno de los puntos de la reforma, que busca agilizar los juicios por morosidad, puede llegar a abaratar los costos de las entidades financieras y permitir mejorar las condiciones de operación.

El director general adjunto de Relaciones Institucionales del Santander México, Rodrigo Brand, dijo en la misma rueda de prensa que, a pesar de que todavía sólo se conocen las líneas generales de esa reforma, la entidad financiera ve "con buenos ojos" la iniciativa.

"Compartimos la expectativa o el objetivo de aumentar la bancarización" y el crédito, apuntó Brand al resaltar que ese es su negocio.

"Habrá que esperar los detalles y a medida que los vayamos conociendo tendremos que hacer una valoración sobre los efectos", agregó.

Martínez también destacó las ventajas que puede suponer para el negocio bancario la reforma fiscal que estudia el gobierno de Peña Nieto y que, entre otras medidas, busca ampliar la base de los aportes fiscales y combatir la economía sumergida.

"Si en la reforma fiscal hubiera medidas que le dieran algún aliciente (fiscal) importante o encontrar la forma en que hubiera más pymes dentro de la formalidad (...), sin ninguna duda el crédito crecería muchísimo", afirmó el presidente ejecutivo del banco.

Martínez explicó que, en la economía sumergida o informal, las pymes tienen que acceder a recursos financieros con tasas muy altas, porque están fuera del sistema, mientras que el Santander México ofrece tasas "muy competitivas", en torno al 10-15%.

"Cuando hagan las cuentas y se den de alta en Hacienda (...) verán que es mucho más barato volverse formales que seguirse financiando en la informalidad", insistió.