Madrid. El Grupo Santander cuenta ya con la autorización del regulador bancario chino para hacerse con el 20% de la división de consumo de Bank of Beijing, una operación que le supondrá un desembolso de 306 millones de yuanes (unos 38 millones de euros), ha informado este miércoles la entidad.

El banco español se convertirá así en el segundo mayor accionista de esta entidad sólo por detrás de Bank of Beijing, que ostentará el 35,29% del capital; el resto de las acciones estará en manos de inversores chinos.

La operación se realizará mediante la compra de acciones nuevas de la ampliación de capital que va a realizar la compañía, en la que también participará Legend Holding, matriz de la compañía informática Lenovo; Dalian Wanda, que posee hoteles de lujo, centros de entretenimiento, agencias de turismo, centros comerciales, e inmobiliarias, así como otras empresas de distribución locales.

El presidente del Santander, Emilio Botín, viajó recientemente a China para mantener contactos con las autoridades públicas y representantes de empresas, y se entrevistó entre otros con la presidenta del Bank of Beijing, Yan Xiaoyan.

Hace un año que el banco español anunció su intención de hacerse con el 20% de la división de consumo de la entidad china, aunque hasta ahora no ha contado con la autorización del Chinese Banking Regulatory Commission, el regulador bancario chino.

Los términos del acuerdo incluyen que el Santander participará en el desarrollo y gestión de la compañía.