Santiago. El español Santander podría hacerse de hasta US$1.000 millones con la venta de una parte de su filial chilena, una operación que podría ser emulada por otros bancos europeos con negocios en la región ante las agobiantes presiones que enfrentan para juntar capital.

La venta del 7,8% de Santander Chile llega días después de que la eventual venta de American Depositary Receipts (ADRs) por parte de Santander Brasil presionara los precios de esa acción.

"Esta operación bursátil responde al interés del Grupo Santander en España de alcanzar un core capital (capital estructural) del 10% al 30 de junio de 2012, un punto porcentual por encima de las exigencias regulatorias europeas", dijo Santander Chile.

Si bien los reguladores globales piden a los bancos mantener un mínimo de capital estructural de 7% desde el 2013, la Autoridad Bancaria Europea ha insistido en que las entidades de la región deben ir más allá e impulsar su ratio de Tier 1 a un 9 por ciento para mediados del 2012.

Esta operación busca "cumplir con las mayores exigencias de capital en España, permitiendo enfrentar de mejor manera los problemas de liquidez y solvencia frente a las dificultades de deuda soberana que enfrentan algunos países de la zona euro", dijo la correduría Corpbanca.

¿Vienen más ventas? Ante el escenario que enfrenta la economía mundial, las exigencias de capital en la zona euro podrían obligar a otros bancos del bloque a realizar operaciones similares a la del Santander, estimaron analistas.

"Creo que sí es posible (que otros bancos vendan para juntar capital). La operación del Santander sienta un precedente", dijo Elizabeth Palma, analista de la correduría Tanner.

"Los activos (de los bancos europeos) en Latinoamérica son bastante rentables. Podrían mirar Chile y Brasil", dijo Elizabeth Palma, de la correduría Tanner.

Además del Santander, en la región destacan la presencia del BBVA, HSBC, Deutsche Bank, BNP Paribas y Rabo Bank, entre otros.

El Santander Chile es una de las compañías latinoamericanas con mejor clasificación de riesgo de la región (Moody's Aa3).

La oferta secundaria por un total de 14.741 millones de acciones del Santander Chile será antecedida por una ronda de presentación de la operación que se realizará entre el 23 de noviembre y el 5 de diciembre e incluirá a potenciales inversores en Estados Unidos, Europa y Chile.

En septiembre, el británico HSBC Holdings anunció la venta de su negocio minorista en Chile a la filial local del brasileño Itaú.

Atomizado o en bloque. Tras conocerse el anuncio de Santander, los títulos de Santander Chile se desplomaban en la Bolsa de Comercio de Santiago. A media sesión, perdían más de un 7% a CH$33,2 por acción.

De acuerdo con la correduría Bci, es probable que al mercado le resulte difícil absorber este paquete, dada la mayor aversión al riesgo ante el entorno actual, un limitado espacio de los fondos de pensiones para aumentar su exposición en renta variable y a lo elevado del monto.

"Es bastante probable que las acciones del banco muestren una fuerte presión bajista en bolsa, como consecuencia de este ajuste", dijo la correduría, una unidad del grupo bancario Bci, en su reporte a clientes.

Pero la analista de Tanner considera viable que la participación que ofrece Santander sea adquirida en su totalidad por parte de algún gran grupo chileno o extranjero, antes que sea vendida de forma atomizada.

"Aún es muy pronto para saber quien se interesará", dijo Palma.

La operación de ventas de las acciones será coordinada por los agentes colocadores Santander GBM y LarrainVial en el mercado chileno. Para el mercado externo Santander será el coordinador global, en una colocación en que además participarán BofA Merrill Lynch, Credit Suisse y Citigroup.