Un llamado al sector financiero hizo este viernes el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, para que no escatime esfuerzos en búsqueda de fórmulas que permitan avanzar en la bancarización de los colombianos, que aún se encuentran por fuera de este sistema.

“Hay que ser imaginativos, hay que diseñar programas, hay que hacer publicidad creativa, hay que ver la forma de bajar los costos de tener una cuenta bancaria o los requisitos para entrar al sistema bancario, sin elevar demasiado el riesgo para las entidades”, señaló el mandatario durante la clausura de la Convención Bancaria, en Cartagena.

En su intervención, Santos lanzó un mensaje claro al respeto: “¡Hagamos de este cuatrienio el cuatrienio de la bancarización y la profundización financiera!”.

Afirmó que la bancarización es otra cara de la formalización de la economía, en la cual el gobierno quiere trabajar de la mano con el sector financiero. Por eso pidió el apoyo de los banqueros, utilizando una frase que les dijo a los militares que diseñaron y pusieron en práctica la Operación Jaque.

“Señores banqueros, permítanme parafrasear lo que dije a los militares que tuvieron la audacia y la inteligencia de diseñar y poner en práctica la Operación Jaque: para poner a marchar la economía en un sendero inatajable de progreso con equidad social, ¡tenemos que pensar lo impensable!”, agregó el presidente Santos.

Y aseguró que es preciso “redoblar esfuerzos para atraer a los servicios financieros a esa inmensa masa de colombianos que todavía no los usan, porque no los entienden, porque los consideran costosos, porque no tienen fácil acceso a ellos, o porque hay demasiados requisitos”.

Subrayó que el objetivo es ofrecer a los colombianos de menores recursos y a las pequeñas empresas, condiciones propicias para tener cuentas bancarias, utilizar dinero plástico o pagar sus cuentas por Internet o por celular.

En ese sentido, Santos manifestó que no puede ser posible que muchos colombianos todavía acudan a los usureros a pedir préstamos, y señaló que la existencia del ‘gota a gota’ es un desafío para el gobierno y el sector financiero.

Concluyó expresando el compromiso del gobierno para “mantener un entorno macroeconómico sano y estable que siga fomentando la buena situación del sector.