Un total de 800 establecimientos de pequeño y mediano tamaño fueron saqueados durante las manifestaciones en contra del gasolinazo registradas el pasado miércoles, los cuales se suman a las 250 tiendas de gran formato que reportó la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), informó Enrique Solana Sentíes, presidente de la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur).

Sin embargo, Manuel Cardona, director de Relaciones de Gobierno de esa asociación, reportó en entrevistas radiofónicas que la cifra ya había ascendido a 370 y se prevé siga creciendo.

Por su parte, Iñaki Landáburu Llaguno, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas (ANAM), afirmó que han cerrado 150 tiendas y 50 de ellas han sido afectadas por saqueos, aunque dijo que es difícil cuantificar las pérdidas.

Manifestó que la ANAM agrupa 220 grandes centros de distribución en el país, más de cuatro mil tiendas propias y abastece a 635 mil misceláneas y minisúpers de productos de consumo básico, satisfaciendo al 53% de la demanda a nivel nacional.

Dijo que ante los bloqueos y saqueos está en riesgo el abasto de las misceláneas.

"Entendemos y compartimos la enorme inconformidad del pueblo, que es resultado de la impunidad, la falta de transparencia y el incremento desmedido en el precio de combustibles, energía eléctrica y gas LP”, dijo.

Solana Sentíes destacó que las pérdidas económicas por estos actos aún no se han contabilizado debido a que las unidades económicas afectadas requieren tiempo para actualizar sus inventarios, pero apuntó que éstas se sumarán a las registradas durante este jueves debido a que la rapiña contra empresas continuó en diversas entidades del país.

En tanto, la Cámara Nacional de Comercio de Veracruz reporta pérdidas de 100 millones de pesos (US$4,6 millones) y atracos en 70 establecimientos.

En Hidalgo, el dirigente de la Cámara Nacional del Comercio en Pequeño, Ubaldo Ortega Perches, estimó en más de 300 millones de pesos (US$14 millones) las pérdidas dejadas entre saqueos y cierre de negocios derivado de las protestas.

Los actos vandálicos y saqueos también afectaron a al menos 20 casas de empeño ubicadas en el Estado de México, dijo Rafael Mondragón, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios.

Las pérdidas económicas rondan los 100 millones de pesos.