Khobar/Dubai. La estatal saudita Saudi Aramco planea invertir US$35.000 millones en los próximos cinco años en proyectos destinados a proteger una capacidad adicional de producción de petróleo de la que el mundo aún depende, pese a una débil demanda, dijo el jefe de la mayor productora de crudo del mundo.

"Preservar nuestra capacidad de producción extra es crucial para mantener la estabilidad del mercado porque tiene un rol clave en la protección de la salud económica mundial", dijo Khalid al-Falih en un seminario en la Universidad de Oxford el 20 de septiembre, un discurso publicado el lunes en la página web de Aramco.

"Así que seguiremos fortaleciendo nuestro negocio para cumplir con la demanda de producción de crudo, de hecho, planeamos invertir US$35.000 millones en los próximos años sólo en exploración y desarrollo de petróleo para mantener robusto nuestro portafolio de bombeo de combustible", dijo.

Pese a la débil demanda en Europa, Saudi Aramco ha estado bombeando petróleo a máximos de décadas de alrededor de 10 millones de barriles por día (bdp) durante buena parte del año, en su mayoría para compensar por las sanciones al crudo iraní.

El ministro de Petróleo saudí, Ali Al-Naimi, dijo en junio que no estaba claro si el reino necesitaría incrementar su capacidad más allá de los actuales niveles, debido a la incierta demanda y los crecientes suministros de fuentes de energía alternativas.

Pero aún se necesitan grandes inversiones en nueva capacidad de producción para contrarrestar los declives en campos antiguos si Arabia Saudita pretende mantener su posición clave como el mayor productor de petróleo del mundo en la próxima década.

Hasta el inicio de la crisis financiera en 2008, las expectativas de un aumento rápido y sostenido de la demanda de energía generaron preocupaciones entre muchos consumidores respecto a que la capacidad de Arabia Saudita de 12,5 millones de bpd podría no brindar un colchón seguro por mucho tiempo.

Pero los suministros de crudo han crecido en momentos de una reducida demanda y es posible que la economía mundial tarde años en retornar a los niveles previos a la crisis, mientras que las mejoras en la eficiencia del sector del transporte tienen un mayor impacto en el consumo de petróleo.

El presidente ejecutivo de Aramco apuntó a la creciente extracción de crudo no convencional y pesado y a nuevos hallazgos de petróleo en varias partes del mundo como los principales factores tras los abundantes suministros en el mercado.

"En los últimos cinco años, las reservas probadas de crudo del mundo han aumentado en más de 200.000 millones de barriles. Eso es como descubrir juntos otros Kuwait y Emiratos Arabes Unidos", declaró.