Dubai. Arabia Saudita, el mayor exportador global de petróleo, trabajará "individualmente" y con otros países del Golfo Pérsico para que los valores del crudo vuelvan a niveles "justos", informó la agencia estatal de noticias, citando un memorando de una reunión de gabinete.

El ministro de Petróleo saudita, Ali al-Naimi, dijo la semana pasada que el reino estaba listo para cubrir cualquier déficit "percibido o real" de crudo, ante una escalada de los precios por el temor a la potencial pérdida de la producción de Irán por las sanciones occidentales por su programa nuclear.

Los precios del petróleo subieron a hasta US$127  por barril, a apenas US$20 de su máximo histórico, debido a que las sanciones contra Irán amenazan con ahogar las exportaciones de crudo de Teherán.

"Dado que los altos precios del petróleo y la energía pueden llevar a efectos negativos en la economía global (...) el Reino trabajará individualmente y en cooperación y coordinación con los países del Consejo de Cooperación del Golfo y con otros productores y consumidores (...) para llevar los precios del petróleo a niveles justos", dijo el comunicado del gabinete.

Semanas atrás, Riad identificó a US$100 como el precio justo para el barril de crudo.