Gas natural de EE.UU. Los consumidores de gas del mundo miran con envidia a los Estados Unidos, en donde el precio del gas natural parece mantener una única dirección hacia abajo.

El precio spot del gas mensual cayó una vez más a su nivel más bajo en diez años: a US$2,27 por millón de unidades térmicas Británicas (mmBtu), por lo que ha caído hacia un cuarto hasta la fecha.

Las causas detrás de la venta continua son un exceso crónico de suministros provenientes de nuevas fuentes como el gas de esquisto, y temperaturas invernales por encima de los niveles normales.

A raíz de este consumo menor durante los meses máximo del invierno en el hemisferio norte, las reservas disponibles almacenadas bajo tierra son casi 48% más que el promedio correspondiente a los últimos cinco años.

La presencia de niveles de existencias demasiado elevados podría obligar a la colocación en el mercado de gas no deseado, lo que podría generar una presión aún mayor sobre los precios hacia la baja.

Café Arábica, en el punto más bajo de los últimos 16 meses. El precio de la acción de Starbucks se elevó a un nivel histórico por encima de los US$50, mientras que el precio del café Arabica de gran calidad, consumido por fanáticos del café expreso en todo el mundo, cayó a US$1,87 por libra, su nivel más bajo en 16 meses.

De todos modos, y dada la cantidad de intentos fallidos, el mercado se ha vuelto escéptico y únicamente una movida clara hacia la búsqueda de una solución podría cambiar significativamente este clima. Los especuladores continuaron acumulando exposición a precios en aumento, con una corta total neta de WTI y crudo Brent que se aproxima a los 500 millones de barriles.

La venta reciente por parte de corredores de divisas y productores brasileros se incrementó cuando traspasó el nivel de US$2 por libra.

El precio del café Robusta, una variedad de menor calidad que es utilizada en el café instantáneo, estuvo moviéndose en dirección opuesta ya que los productores de Vietnam (el mayor productor mundial) estuvo reteniendo bolsas para la exportación como medida para elevar los precios.

El algodón llega a su máximo ante la prohibición de exportaciones de la India. La semana pasada, el segundo productor mundial de algodón sorprendió al mercado, cuando India anunció una prohibición a las exportaciones por segunda vez en dos años.

La última prohibición, ocurrida en 2010, hizo disparar un máximo espectacular en el precio hasta lograr un nivel record histórico de US$2,15 por libra y generó desorden en el mercado y sus participantes durante meses. 

Esta vez la prohibición no provocará una repetición del máximo observado el año pasado, mientras que de percibe descontento en el gobierno respecto a la prohibición como consecuencia de un exceso de exportaciones.

Los precios altos del año pasado, al igual que con muchos otros productos agrícolas, fueron enfrentados a través de un aumento repentino en la cantidad de plantaciones y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos estima ahora una cifra récord de 123 millones de balas para este año de cosecha, que finaliza en julio.

China, el mayor consumidor mundial, estuvo comprando algodón de manera agresiva en el mercado doméstico internacional para sus reservas de algodón nacional.

El gigante asiático acumuló más de 16 millones de balas que equivale al 15% del consumo global anual. Seguramente esta compra agresiva de China haya sido la causa de la prohibición de India, ya que el aumento de los precios internacionales condujo a una alza en las exportaciones mucho mayor a la esperada, debido a una débil demanda del mercado doméstico. 

Una vez que China finalice su compra, seguirá siendo un hecho que el pronóstico de la demanda global es débil y los molinos de algodón que introdujeron fibras sintéticas el año pasado tardaron en regresar al algodón puro, lo que también ha disminuido el nivel de la demanda.