Santiago. La semana pasada, las tensiones en Oriente Medio, el debilitamiento del dólar, el dinero barato a tasas cero y la fortaleza de los mercados de valores contribuyeron a que las materias primas obtengan ganancias, al punto que el índice de materias primas DJ-UBS registró un incremento del 2,4%, según reportó la entidad especializada en negociaciones e inversiones online Saxo Bank.

Todos los sectores obtuvieron beneficios, y como era de esperar, la energía y los metales preciosos han sido los grandes ganadores mientras que el rubro agricultura quedó al final de la lista.

Además, el dólar se debilitó frente al euro luego de conocerse el anuncio del segundo plan de rescate a Grecia.

En cuanto a los metales preciosos, la plata subió un 6,3% tras un movimiento técnico fuerte mientras que el crudo WTI ha tenido una mejor performance respecto al Brent, que logró un aumento hasta el máximo en nueve meses por encima de los US$120.

Los agricultores estadounidenses van a incrementar la superficie plantada de maíz hasta el máximo desde 1944 para sacar partido de la persistencia de los altos precios.

Aumenta el pánico en los mercados de petróleo. La guerra de declaraciones entre Irán y Occidente continua latente, mientras los inversores y los consumidores empiezan a temer que el enfrentamiento tenga un desenlace desastroso.

El crudo Brent quedó de nuevo por encima de los US$120 dólares, registrando un repunte hasta el nivel máximo en nueve meses.

De esta manera, parece que la tensión ha servido para contrarrestar el temor a que la próxima ralentización de la economía global pueda recortar la demanda, como ocurrió con el crudo libio el año pasado.

En tanto, el precio del crudo, tanto en euros como en libras esterlinas, se elevó por encima del máximo de 2008, y arroja ahora un nuevo problema para las economías europeas que continúan en plena batalla contra la crisis de la deuda.

La fuerte producción de Libia, una ayuda insuficiente. Mientras que las intenciones de Irán siguen acaparando gran parte de la atención que acrecienta el conflicto, ahora son las interrupciones reales de suministro en los países más pequeños de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), como Yemen, Sudán Meridional y Siria las que están haciendo más daño.

Si bien es sabido que Libia tiene previsto exportar 1,2 millones de barriles en febrero, al alza desde el dato de 970k de enero, conjunto de noticias que ha desencadenado una fuerte caída de la producción.

Todos estos acontecimientos acentuaron la competencia en torno a las entregas spot de crudo Brent y, por lo tanto, desplazaron de manera más acusada la curva forward hacia una situación de “backwardation”.

La presión que los precios al alza ejercen sobre el crudo Brent se ha concentrado en la parte delantera de la curva; los precios para abril de 2012 fluctuaron US$13,7 al alza durante el mes pasado, mientras que el repunte de los precios aplazados fue mucho menor.

Momento para el crudo WTI. La perspectiva técnica para el crudo WTI también ha mejorado. El repunte pisó el acelerador luego de haber dejado la resistencia en 103,50 y, así mejorar el rendimiento del crudo Brent, al reducirse el descuento respecto al Brent hasta los US$15 desde la última subida hasta llegar a US$18.

Goldman Sachs cerró una posición larga en el Brent para optar por el WTI teniendo en cuenta que la apertura en junio de oleoducto desde Cushing hasta la Costa del Golfo estadounidense va a situar paulatinamente el precio del WTI en línea con el precio de mercado global, que representa el crudo Brent.

El oro, impulsado por el platino. El precio del oro continuó con su remontada al registrar un repunte hasta el máximo en tres meses y superar una barrera técnica justo por encima de 1.760.

La plata siguió con esta tendencia y otra vez ha quedado por encima de la media móvil de 200 días. Dicho movimiento se ha fundamentado en gran parte en adquisiciones técnicas, ya que los fondos de cobertura, entre otros, se han subido al tren de la compra técnica.

¿Qué fue lo que provocó el movimiento al alza por parte del oro? ¿Se debe al clima de preocupación creciente en torno a la evolución que siguen los mercados del petróleo? Es probable que no, dado que la crisis que acecha a Irán ya era algo que sabíamos y se fue acentuando lentamente desde diciembre pasado, sin que hubiese derivado en una demanda adicional de oro.

De hecho, la demanda física de China e India quedó debilitada en las últimas dos semanas, por lo que tampoco justifica la situación.

El mercado del platino, de mucha menor magnitud, sirvió de impulso al alza del oro, ya que el diferencial de precio entre ambos se ha aproximado a la paridad por primera vez en cinco meses.

Un conflicto laboral ilegal durante cuatro semanas en Sudáfrica, el mayor productor de platino a escala mundial, ha incrementado las posibilidades de que escasee el platino, sobre todo cuando la compañía minera anunció un déficit del 50% en las entregas de abril.

Sin embargo, la perspectiva a largo plazo para el suministro de platino sigue apuntando a una situación de superávit con arreglo a los analistas.

Ante este escenario, existe cierta resistencia a la hora de situar de nuevo el precio del platino por encima del oro, lo que a su vez ha colaborado para que el oro rompiera la resistencia.

Luego de haber superado el nivel de 1.763 por onza troy, los operadores van a centrarse en la subida de noviembre en 1.803 como posible techo del movimiento actual, mientras que el soporte se encuentra en 1.750.

Poca atracción en los fondos de cobertura. Los grandes inversores profesionales, como los fondos de cobertura, parecen estar a la caza de mejores oportunidades entre las acciones y otros productos, y siguen sin sumarse del todo al repunte actual, tal como como lo señalan los datos estadounidenses de esta última época.

Las inversiones especulativas en futuros en el Comex de Nueva York continúan situándose en torno a 10,5 millones de onzas por debajo del máximo del mes de agosto, y, de hecho, bajaron ligeramente la pasada semana luego de cinco semanas consecutivas de incrementos en las posiciones largas.

Los fondos negociados en bolsa (ETF, en inglés), que utilizan sobre todo los inversores minoristas y aquellos con una visión a muy largo plazo, regresaron a los últimos máximos; en la actualidad, las tenencias de los mayores proveedores de fondos cotizados alcanzan las 2.392 toneladas métricas.

El soporte a corto plazo para el oro se va a fundamentar en el debilitamiento del dólar y en el clima de preocupación respecto a la inflación asociada al crudo, junto con las tensiones en Medio Oriente.

Superficie para plantación de maíz alcanza máximo desde 1944. Para esta primavera, los agricultores estadounidenses estarán muy ocupados, ya que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos estima que habrá la mayor cosecha desde 1944, con lo que los ingresos agrícolas de ese país serán los segundos más elevados hasta la fecha.

Una mayor producción junto con un recorte de la cosecha en Sudamérica podría favorecer a las exportaciones en la próxima campaña, y contribuirá a que los precios se mantengan bajo control mientras el sector continúa incrementando las reservas.

La incertidumbre que rodea a la producción en Sudamérica ha llevado a los precios de la soja hasta un nuevo máximo en cinco meses, superando el rendimiento del maíz en más de un 10% desde principios de año. Esto podría llevar a plantar soja en lugar de maíz.

Esta “batalla por la superficie disponible” va a acrecentar el interés por las relaciones de precios a medida que se acerque el cambio de estación.