Río de Janeiro. La suministradora de plataformas petroleras holandesa SBM Offshore, mayor empresa del sector a nivel mundial y una de las salpicadas en el gran caso de corrupción alrededor de la petrolera brasileña Petrobras, llegó a un acuerdo de lenidad con las autoridades brasileñas y la compañía estatal en el que se compromete a pagar más de 1.000 millones de reales (US$265 millones), incluyendo una rebaja de valores en pagos futuros, informó Petrobras.

En un comunicado, Petrobras aseguró que el acuerdo contempla el pago de 549 millones de reales (US$146,5 millones) en hasta 90 días, además de bajar el valor nominal de US$179 millones en pagos futuros, debidos por Petrobras a SBM, con base a contratos vigentes.

SBM fue acusada en Brasil de ejecutar irregularidades en contratos con Petrobras. El valor a ser recibido por Petrobras se suma al montante de 1.475 millones de reales (US$395 millones), ya recibidos por la petrolera estatal hasta ahora, por el resarcimiento de daños, mediante acuerdos de colaboración premiada firmados por SBM con las autoridades brasileñas.

El acuerdo fue firmado también por el Ministerio de Transparencia y la Controladoría General de la Unión y la Abogacía General de la Unión, y establece que SBM podrá volver a participar en licitaciones y contrataciones futuras en Brasil.

Según Petrobras, SBM deberá pasar por todos los filtros de control y conformidad a los que están siendo sometidos todos los suministradoras de la petrolera.

El proceso de negociación entre Petrorbas y SBM empezó en marzo de 2015 y en julio de 2016 se firmó un acuerdo de lenidad, al que hay que sumar el anunciado este jueves.

SBM admitió haber pagado sobornos a empleados de Petrobras a cambio de obtener millonarios contratos con la petrolera.