Río de Janeiro/Houston. - Schlumberger NV y Halliburton Co están preparando ofertas para un acuerdo de producción compartida tierra adentro con la estatal brasileña Petrobras, dijeron dos fuentes, en las primeras incursiones de este tipo en Latinoamérica de las compañías de servicios petroleros.

Otra fuente dijo que Baker Hughes, una unidad de General Electric Co, también está estudiando participar en la licitación, lanzada en mayo por Petrobras.

Un eventual acuerdo constituiría una estrategia novedosa para la endeudada compañía a fin de elevar la producción en campos maduros sin perder el control ni arriesgar capital, asociándose con uno de los mayores proveedores de servicios del mundo.

Tal acuerdo también permitiría a las compañías de servicios petroleros poner en uso equipos costosos que estuvieron ociosos por años durante la crisis de la industria energética de Brasil, impactada por los bajos precios y el escándalo de corrupción que envolvió a Petrobras.

Las firmas competirían con la promesa de elevar la producción en el yacimiento Canto do Amaro de la cuenca Potiguar, donde empezó la extracción en 1986, ofreciendo la mayor participación posible en la producción a Petrobras, añadieron.

El mayor productor de petróleo de Sudamérica ha atraído miles de millones de dólares de los principales grupos de energía del mundo para el desarrollo de sus prolíficos yacimientos de aguas profundas.

La licitación estaba dirigida a las tres principales compañías de la industria, de acuerdo a tres fuentes.

Las firmas competirían con la promesa de elevar la producción en el yacimiento Canto do Amaro de la cuenca Potiguar, donde empezó la extracción en 1986, ofreciendo la mayor participación posible en la producción a Petrobras, añadieron.

Según el contrato a 15 años, el ganador proveería el capital para perforar nuevos pozos en el área, localizada en el estado costero de Río Grande do Norte, en el norte de Brasil, de acuerdo a dos de las fuentes. Las ofertas serán presentadas este mes, pero al menos una de las compañías ha pedido una extensión del procedimiento, indicó una fuente.

Las conversaciones para llegar a un acuerdo se estuvieron realizando por más de un año, según una decena de fuentes.

Portavoces de Baker Hughes, Schlumberger, Halliburton y Petrobras no estuvieron disponibles de inmediato para emitir comentarios.