Lima. El último reporte del Scotiabank destacó el interesante dinamismo del sector avícola y que su producción registró 1.2 millones de toneladas entre enero y agosto del 2016, 5.7% más respecto al mismo periodo del 2015, según cifras del Ministerio de Agricultura y Riego.

Scotiabank sostuvo que este comportamiento positivo del sector avícola (pollos, pavos, gallinas, gallos y patos) estuvo explicado por la sostenida demanda por carne de pollo a nivel nacional, a lo que se suma la tendencia positiva en el consumo de alimentos fuera del hogar –uno de los más altos en la región- en restaurantes y pollerías.

Señaló que a ello se adiciona el incremento en el precio de productos sustitutos como el pescado, especialmente durante el tercer trimestre del 2016, y el aún elevado precio de otros productos sustitutos como la carne de vacuno y porcino.

A nivel geográfico, la costa concentra cerca del 90% de la producción nacional, y la mayoría de granjas se manejan de forma empresarial con un sistema de producción intensivo, refirió.

Agregó que la industria avícola está conformada por cerca de 40 empresas formales, según la Asociación Peruana de Avicultura (Apa), que proveen alrededor del 80% de la oferta avícola en el país.

En otro momento, la entidad financiera resaltó que las ventas anuales de la industria avícola en el mercado local bordean los 3,150 millones de dólares, valorizadas a precios al por mayor, y según cifras del 2015, Lima concentra el 54% de las ventas y provincias el 46% restante.

“En esta misma línea, durante el 2015 la demanda de pollo continuó con su tendencia positiva tanto en Lima (12%) como en provincias, destacando Tacna (9%) y Piura (6%)”, dijo.

En detalle, el pollo es la carne preferida por los peruanos (54% del consumo total de carnes), seguida del pescado (30%), vacuno (8%), porcino (6%) y otras carnes (2%), refirió.

“Lo anterior está asociado al alto consumo per cápita de carne de pollo el cual alcanzó 43 kg. en el 2015. En Lima, el consumo estuvo alrededor de los 67 kg anuales por año”, destacó.

Asimismo, el consumo per cápita de pollo en el Perú se encuentra entre los más altos en Latinoamérica, agregó.

El reporte del Scotiabank estimó que la producción avícola registraría un crecimiento de alrededor del 6% en el 2016, evolución que sería explicada por la mejora en el poder adquisitivo de la población y el dinamismo del consumo de alimentos fuera del hogar, tomando en cuenta la expansión de las cadenas de pollerías a nivel nacional.

A ello se sumaría el impulso a la comercialización de productos con un mayor valor agregado y de mayor duración, especialmente vía canal moderno, supermercados e inclusive en tiendas de conveniencia, añadió.

Indicó que el aún elevado precio de productos sustitutos como la carne de vacuno y porcino, y el inestable abastecimiento de productos sustitutos económicos como el pescado fresco, seguirían siendo factores que impulsarían la producción avícola.

Scotiabank señaló que para el 2017 espera una tasa de crecimiento ligeramente superior a la proyectada para este año, explicado por un mayor crecimiento del empleo y por el continuo desempeño positivo del consumo privado.

Agregó que por el lado de los costos, el sector avícola enfrentaría menores presiones en el precio de su principal insumo, como es el maíz.

Este escenario se sustenta en el incremento en los niveles de producción, cosecha record de maíz en Estados Unidos, y el descenso en volumen importado para la temporada 2015 y 2016, especialmente por parte de China, debido a un alto nivel de inventarios, respecto a la temporada previa, dijo.