Estambul. Los cuerpos de dos mineros más fueron hallados este śabado en la mina de carbón del pueblo de Soma, en el occidente de Turquía, elevando a 301 el número de muertos en el peor desastre de una mina de carbón en el país, informó el ministro de Energía turco, Taner Yildiz.

A ello se suma el desarrollo de un nuevo incendio en el interior de la mina de carbón, obstaculizando los esfuerzos para localizar los cuerpos restantes de los mineros que se cree que quedaron atrapados bajo tierra, dijo el secretario de Estado. Un total de 485 mineros han sido rescatados desde que ocurrió la explosión en la mina de carbón el 13 de mayo.

Respecto a la causa del accidente, Yildiz señaló que la causa exacta será revelada después de las autopsias, añadiendo que se llevan a cabo pruebas de ADN para identificar a los mineros antes de entregarlos a sus familias.

Además, el ministro subrayó que cualquier negligencia de parte de los funcionarios de la compañía que manejaba la mina será sancionada. Por su parte, el operador de la mina, Soma Komur, rechazó las acusaciones de negligencia, diciendo que ellos habían trabajado arduamente.

El desastre ha generado protestas en todo el país en contra del gobierno en los últimos cuatro días. El viernes se registraron enfrentamientos en Soma cuando la policía turca utilizó gas lacrimógeno, cañones de agua y balas de plástico para dispersar a los manifestantes, quienes demandaban una indemnización por los aproximadamente 300 mineros muertos.

Turquía tiene actualmente alrededor de 740 minas de carbón y más de 48.000 mineros. Los accidentes en minas en el país han provocado la muerte de más de 3.000 personas y lesiones a más de 100.000 desde 1941.