Ciudad de México. Durante marzo, el pollo entero al mayoreo se cotizó en promedio en 30.15 pesos el kilogramo, cuatro por ciento más caro que el mes previo, cuando se comercializó en promedio en 29.09 el kilogramo, según cifras de la Secretaría de Economía.

Lo anterior contrasta en términos anuales, ya que se observa una disminución de cinco por ciento, al pasar de 31.77 a 30.15 pesos.

En el periodo enero-marzo también registra un ajuste de dos por ciento, comparado contra igual periodo del año pasado, al pasar de 31.83 a 31.14 pesos el precio promedio de pollo entero.

Piezas. En tanto, el kilogramo de pierna y muslo al mayoreo se incrementó 22 por ciento en marzo, respecto al mes previo, al pasar de 29.91 a 36.63 pesos.

Mientras que en términos anuales, el incremento es de 21 por ciento, al pasar de 30.31 a 36.63 pesos.

Así, en el primer trimestre del año, el kilogramo de pierna y muslo se ajustó 10 por ciento, respecto igual periodo de 2014, al pasar de 31.07 a 34.28 pesos.

En marzo, la pechuga al mayoreo se cotizó en 55.62 pesos el kilogramo, dos por ciento más barata que en febrero, cuando se comercializó en 56.99 pesos.

No obstante, en términos anuales, el kilogramo de pechuga registra un incremento de 5%.

Aunque entre enero y marzo acumula un aumento de 8%, al pasar de 53.86 a 57.94 pesos.

En marzo, las entidades federativas con mayor presencia de abasto de esta proteína fueron: Guanajuato, Querétaro y Veracruz con 29% cada uno, mientras que el 13% restante fue aportado por Coahuila.

Cabe mencionar que en México, la producción de carne de pollo ha crecido mucho durante los últimos 15 años debido principalmente a que la gente la prefiere porque es más barata.

El pollo puede compararse con otras carnes y salir ganando, porque su grasa es de más fácil digestión y más rica en ciertas sustancias necesarias para el buen funcionamiento del organismo humano.