Washington. Estados Unidos debería comenzar a vender mucha más carne de res a México ahora que el país eliminó aranceles de importación que afectaban al comercio, dijeron representantes del sector estadounidense de la carne.

México impuso aranceles que van desde 3 a 29 centavos la libra sobre una amplia variedad de cortes de carne de res estadounidense por un período de diez años, lo que efectivamente bloqueó el acceso de cientos de millones de dólares en exportaciones estadounidenses, según la U.S. Meat Export Federation y la National Cattlemen's Beef Association.

"Esto nivela el campo de juego para todos los productos estadounidenses que ingresan a México y ciertamente debería ayudarnos a recuperar impulso en nuestro [mayor] mercado de exportación", declaró este miércoles Jim Peterson, titular de la U.S. Meat Export Federation.

México impuso originalmente los aranceles a las exportaciones estadounidenses después de acusaciones de que Estados Unidos realizaba dumping ilegal de carne de res por debajo de los precios de mercado en México.