Nueva York. Los parques temáticos estadounidenses de SeaWorld, que giran en torno a la vida de los animales marinos, se zambulleron este viernes en la bolsa de Nueva York valorados en más de US$2.500 millones.

Las acciones de la compañía SeaWorld Entertainment, reconocida en todo el mundo por su famosa orca "Shamu", empezaron a cotizar este viernes en Wall Street bajo el símbolo "SEAS" y, hacia el ecuador de la sesión, se disparaban un 21% para cambiarse por US$32,67 cada una.

La empresa fijó el jueves el precio de su debut bursátil en US$27 por título, el nivel más alto del rango previsto, por lo que recaudó US$702 millones tras sacar al mercado 26 millones de acciones.

SeaWorld Entertainment, cuya valoración alcanza así los US$2.500 millones, vendió 10 millones de esos títulos, mientras que el grupo de inversión Blackstone vendió los 16 millones restantes, aunque todavía retiene el control de la empresa.

Blackstone compró en 2009 por unos US$2.300 millones la mayor parte del capital de esta compañía de parques temáticos, hasta entonces propiedad de la firma cervecera Anheuser-Busch InBev.

La empresa, que gestiona la titularidad de unos 67.000 animales marinos, cuenta con tres parques temáticos SeaWorld: en San Diego (California), San Antonio (Texas) y Orlando (Florida); así como los parques Busch Gardens y Sesame Place, entre otras atracciones que, en conjunto, son visitadas por 24 millones de personas al año.

Los parques temáticos SeaWorld hicieron famosa a la orca "Shamu", que murió en 1971, pero cuyo nombre ha seguido vivo a lo largo de todos estos años en diferentes ballenas.

La empresa tuvo que afrontar una batalla legal y duras críticas después de que la orca "Tilikum", de seis toneladas, matase en 2010 a su entrenadora durante un espectáculo en su parque temático de Orlando (Florida).

En los nueve primeros meses de 2012, la firma ganó US$86,2 millones, lo que supone un avance del 73% respecto del mismo periodo del año anterior, en parte gracias a que sus ingresos se incrementaron un 7,6% hasta superar los US$1.150 millones.