Ciudad de México. Aguas profundas y recursos no convencionales son las principales apuestas en el proyecto de exploración que ha definido el gobierno federal en el Plan Quinquenal de Hidrocarburos 2015-2019, toda vez que representan 87% de los recursos prospectivos que estarán siendo licitados.

De acuerdo con el documento presentado por la Secretaría de Energía (Sener), para los próximos cinco años, se espera ofertar a la iniciativa privada al menos 141 bloques en Aguas Profundas del Golfo de México, donde se concentran 9,738 millones de barriles de petróleo crudo equivalente (MMbpce).

En el caso de los recursos no convencionales se estarán licitando en las diferentes rondas 291 áreas contractuales, concentradas principalmente en el norte del país y que contienen un potencial de 24,611 MMbpce.

De hecho, estos dos proyectos suman al menos 432 bloques en más de 117,904 kilómetros cuadrados en donde se espera que tanto Petróleos Mexicanos (Pemex) como compañías privadas llevan a cabo diversos trabajos exploratorios que permitan determinar el potencial petrolero y gasífero del país.

Pedro Joaquín Coldwell, titular de la Sener, dijo que con estas acciones se busca incrementar las reservas de hidrocarburos y la producción que actualmente se encuentra en franco declive y que no ha logrado recuperarse.

Tan sólo en el caso de los bloques ofertados en aguas profundas, se estiman recursos prospectivos por más de 9,738 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, de los cuales durante la fase cuatro de la Ronda Uno, se estarán licitando 13 bloques, los cuales están ubicados frente a las costas de Tamaulipas, con un potencial de hasta 654 MMbpce.

No obstante para la Ronda Dos, expuso la Sener, se ofertarán 47 bloques en aguas profundas con reservas prospectivas de 3,300 MMbpce, en la Ronda Tres lanzará 44 zonas con un estimado de 3,459 MMbpce, siendo este el volumen más alto considerado en aguas profundas, y en la Ronda Cuatro se esperan 37 áreas y 2,324 MMbpce.

Cabe mencionar que según el informe estos bloques se ubican principalmente frente a las costas de Tamaulipas, Veracruz, Tabasco y Campeche, específicamente en las regiones: Área Perdido, Cordilleras Mexicanas y Cuenca Calina del Istmo.

De acuerdo con los criterios expuestos, se consideró como premisa fundamental que estas áreas a licitar se encontraran en las cercanías de zonas con descubrimientos comerciales. En este sentido, se privilegiará la generación de sinergias y alianzas operativas”, señala el documento.    

Para la exploración de recursos no convencionales, el Plan Quinquenal considera la licitación de 291 áreas que abarcan una superficie de aproximadamente 33,959 kilómetros cuadrados.

El documento refiere que el mayor número de bloques se encuentran en Tampico-Misantla con 198, de los cuales 61 serán ofertados en diciembre como parte del proceso de la Ronda Uno, mientras que 26 serán lanzados en la Ronda Dos, 28 en la Ronda Tres y 43 en la Ronda Cuatro.