La industria acerera prevé inversiones por US$1.733 millones en México durante el 2014, lo que implicaría una reducción interanual de 32,2%, de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero).

El desembolso está influido sobre todo por el sector automotriz, que ha expandido plantas en operación y planea abrir nuevas; pero su menor ritmo también ha sido impactado por mayores importaciones.

La Canacero estima que la tendencia a la baja en las inversiones se mantendrá en el 2015, puesto que para ese año serían por US$1.311 millones, un descenso interanual de 24,3%, si fuera certero el pronóstico para el año entrante.

Alonso Ancira, presidente de la Canacero, reportó que las inversiones para el periodo 2014-2016 están enfocadas básicamente para abastecer a la industria automotriz, que se ha convertido en su principal oportunidad de mercado.

Las crestas en la captación de inversiones se dieron en el 2012, con US$2.157 millones, y en el 2013, con US$2.557 millones.

La Canacero pidió a la Secretaría de Economía revertir un proceso de apertura establecido en un decreto presidencial del 2008, el cual estableció que para la gran mayoría de los productos acereros se eliminarían sus aranceles en el 2010.

En el 2012, obligada por un amparo promovido por el sector industrial, la Secretaría de Economía restableció aranceles de 3% a 268 clasificaciones de productos de acero importados de cualquiera de los países que integran la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, afirmó que el sector siderúrgico reconoció que no se podía revertir más el proceso de desgravación, porque el acero es fundamental para la producción de bienes industriales, como los automóviles y electrodomésticos.

“Decidimos establecer una actividad fundamental de la Unidad de Práctica Comerciales Internacionales para defendernos de la competencia desleal y establecimos el permiso previo de importación para poder (sic) que tenga la autoridad el tiempo y el margen de verificar que no estaban triangulando aquellos países sancionados en este proceso”, dijo. Las importaciones mexicanas de acero fuera del área del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) crecieron 25.9% en la primera mitad del 2014, a tasa anual.