Lima. El sector cafetalero en Perú rinde frutos económicos a casi dos millones de personas, afirmó este lunes el presidente de la Junta Nacional del Café (JNC), Anner Román Neira.

Según el representante empresarial, este sector forma parte de una cadena productiva dinámica basada en el cultivo y exportación de este grano, que el año pasado representó ingresos económicos por más de US$697 millones para Perú.

"Queremos seguir construyendo un futuro promisorio para el café, actividad a la que se dedican 223.000 familias de las diferentes regiones cafetaleras", expresó el representante de este gremio de productores.

Neira destacó el apoyo del gobierno peruano al involucrarse más en apoyo tecnológico a este sector agroexportador para conformar una alianza público-privada, que contribuya a crear un sistema de producción de semillas que sean más resistentes a plagas como la roya amarilla.

El dirigente gremial se quejó que desde la llegada de las primeras semilla a Perú, hace más de 270 años, no se ha abordado con seriedad la introducción de nuevas variedades, ni se han desarrollado programas de mejoramiento genético que contribuya al fomento de la caficultura.

Recordó que en este país la producción de café registra una productividad promedio de 11 quintales por hectárea, y que el 65% de las plantas que se cultivan han superado su tiempo vital de existencia de 20 años, lo que impide una mayor productividad.

Los datos estadísticos de la JNC dieron cuenta que, con base en esta realidad y las afectaciones de la plaga de la roya amarilla, la producción cafetalera pasó de 7,2 millones de quintales en 2011 a 5,5 millones de quintales en 2013.